AFTEROFFICE
VIAJES

Whisky con un ‘toque de maple’

Aunque los Irlandeses y escoceses presumen su supremacía en esta bebida, la realidad es que los whiskys canadienses no se quedan atrás. Aquí te mostramos algunas opciones para degustarlo en el atractivo barrio Old Town.
Lizbeth Hernández
06 noviembre 2017 0:6 Última actualización 06 noviembre 2017 5:0
toronto

Distillery Historic District es un lugar al que todos quieren ir para comprar artesanías, degustar diversos platillos y, sobre todo, a beber whisky. (Especial)

Calles adoquinadas, almacenes de la época victoriana, fábricas y destilerías son parte del atractivo de Old Town, primer barrio establecido en la hoy cosmopolita Toronto. Es también el lugar en el que comenzó a despuntar la producción del destilado bandera de la región: el whisky, que se ha convertido en uno de sus principales atractivos.

Desde 2003, gobierno e iniciativa privada trabajaron en conjunto para hacer del Distillery Historic District un lugar al que todos los visitantes quieren ir, para admirar construcciones rehabilitadas, comprar artesanías, degustar diversos platillos de cocina internacional y, sobre todo, a beber whisky.

1
CHAR NO. 5

Sólo ofrece lo mejor de la producción local. Marcas como Stalk & Barrel, Crown Royal y Forty Creek van directo de la copa a su paladar. Se recomienda elegir la opción de cuatro. Durante la cata un experto será su guía y le explicará las cualidades de cada uno de los destilados.

También tienen una amplia carta de cocteles.

Dirección: 75 Lower Simcue St.

toronto temperacy


Este espacio comercial y residencial llegó a ser la destilería más grande de Canadá y se convirtió en un impulsor de la zona.

Hiram Walker, socio de la empresa, decidió invertir en la vía del tren que permitió no sólo conectar a la ciudad, sino llevar su producto a otros estados. Walker también impulsó la red eléctrica, ambos signos de modernidad que fomentaron la expansión.

En los nueve vecindarios de Old Town hay lugares imperdibles como el edificio Flatiron, el mercado St. Lawrence, Front Street y King Street; opciones para recorrer a pie, con ropa y calzado cómodo, admirar sus calles adoquinadas –sobre las que antes transitaban carruajes– y observar sus vistas industriales.

Será complicado recorrer toda el área en un día, debido a que hay diversidad de opciones, desde tiendas de artesanía local hasta boutiques de diseño que ofrecen ropa, accesorios y artículos para el hogar.

1
GOODS AND PROVISIONS

Ofrece cocteles y un whisky dulce. Su trago más popular se llama Viejo fascista, al que además del destilado, se le agrega jarabe de jengibre, cardamomo, pimienta negra y laurel.

Se recomienda el bourbon de centeno, como: Basil Hayden’s, Buffalo Trace y Crown Royal.

Dirección: 1124 Queen St.

GOODS

No puede perder la oportunidad de degustar las cervezas locales, que la mayoría de los bares y restaurantes asentados en esa área venden. Tampoco debe irse sin probar los destilados.

La legislación canadiense define como whisky a la bebida mezclada, destilada y añejada en ese país, que permanece por lo menos tres años en barricas de madera. El destilado final debe tener 40 por ciento de alcohol.

Aunque irlandeses y escoceses pregonan su supremacía, la realidad es que los whiskys canadienses no se quedan atrás y son aplaudidos por su calidad.

Desde hace 15 años, el crítico y escritor Jim Murray presenta su Biblia del whisky, libro en el que elige los mejores del mundo. Murray encabeza a un grupo de expertos que catan más de 4 mil 600 marcas.

El catalogado como mejor en 2016 fue el Crown Royal Northern Harvest Rye, de origen canadiense, que obtuvo 97.5 puntos de 100 posibles.

1
TORONTO TEMPERANCE SOCIETY

Aquí los puristas se dan vuelo. Se pueden probar destilados de Escocia, Estados Unidos, Canadá e Irlanda. Para tener acceso se necesita una invitación de algún miembro, pero si es un entusiasta de la bebida, puede consultar los términos para ingresar. No se arrepentirá.

Dirección: 577A College St.

TORONTO


“La mezcla del grano de centeno canadiense y la suavidad a la que ya nos tiene acostumbrados, le dan un sabor distintivo que se endulza con notas de roble, vainilla y pimienta”, señaló el experto sobre la calidad del destilado.