AFTEROFFICE
deportes

¡Vuelven los Pieles Rojas!

La defensiva profunda piel roja ha cambiado el rumbo del equipo que perdió los dos primeros partidos de la temporada. El domingo pasado, ante Filadelfia, logró su cuarta victoria consecutiva y es segundo del Este de la Conferencia Nacional.
Alain Arenas
19 octubre 2016 22:9 Última actualización 20 octubre 2016 5:0
Cousins tiene buenas armas en sus receptores DeSean Jackson y Pierre Garçon. (Óscar Castro)

Cousins tiene buenas armas en sus receptores DeSean Jackson y Pierre Garçon. (Óscar Castro)

Kirk Cousins vivía los últimos días de su contrato como novato. Washington hizo un intento por retenerlo. Respondió con una oferta de un año y 19.9 millones de dólares.

La organización quería retenerlo, pero tenía dudas acerca de su rendimiento en la conducción de los avances de una franquicia con bipolaridad en los últimos años. Las sospechas aumentaron en el arranque de la actual campaña. En los dos primeros juegos, los Pieles Rojas perdieron ante Pittsburgh y Dallas. Cousins lanzó más de 300 yardas en cada juego, pero le interceptaron en tres ocasiones y apenas lanzó un pase de touchdown.

“Los números indican que el joven ha sido brillante, pero esta temporada la palabra que lo define es inconsistente. En los dos primeros juegos no rindió igual de lo que hizo en 2015 y por eso Washington cayó en las primeras dos semanas. Para los cuatro juegos siguientes elevó su nivel y el equipo pudo conseguir las cuatro victorias consecutivas. También ayudó que el corredor Matt Jones haya tenido buenas actuaciones en dos de los últimos tres juegos, en los que corrió para más de 100 yardas”, explica Sebastián Martínez Christensen, analista ESPN en Miami.

Cousins tiene buenas armas en sus receptores DeSean Jackson y Pierre Garçon. En la agencia libre se reforzaron con el ala cerrada Vernon Davis, quien ganó el Super Bowl pasado con Denver. “Davis ha sido sustituto de Jordan Reed, quien ha tenido una carrera llena de lesiones. El 2016 no ha sido la excepción, tras ser baja por sufrir una conmoción. La importancia de Reed es tan visible, que en muchas ocasiones funge como objetivo principal de Cousins en las jugadas de pase”, agrega Martínez Christensen.

La mejora de Washington también pasa por su línea ofensiva, la cual ha permitido solamente ocho capturas en lo que va de la temporada. El equipo está empatado en el segundo lugar de la Liga en este departamento.

“Cuando un quarterback sufre pocas capturas es sinónimo de que se deshace rápido del balón y que los linieros no permiten que los disparos colapsen la línea. Eventualmente el mariscal de campo goza del suficiente tiempo para lanzar y puede encontrar abierto a un receptor y eso es lo que está pasando con Cousins en estos últimos juegos”, dice Rafael Duk, head coach de la Selección mexicana de futbol americano Sub-19.

Pero los Pieles Rojas han demostrado que también han obtenido mejorías en su defensiva. La adición de Josh Norman, esquinero que firmó con el equipo en la agencia libre y que participó con Carolina en el pasado Super Bowl, ha significado ayuda para esta unidad.

“Muchos quartebacks ni siquiera lanzar a la zona de un esquinero cuando pasa por un buen momento, como es el caso de Norman. O en ocasiones, el coordinador ofensivo trata de lanzarles solo en trayectorias en la que no corran riesgo de interceptarles”, agrega Duk, quien también funge como coach asistente con los Burros Blancos del IPN.

Washington cumplió con la mitad de sus juegos divisionales. Sólo ha perdido con el líder del Este, Dallas, que sólo tiene una derrota.

“Pese a que el liderato de la división está a su alcance, no me parece que puedan ganarla. Tienen el potencial para meterse a la postemporada como comodín. Su rendimiento no ha sido bueno contra sus rivales divisionales y aún les faltan tres juegos contra ellos. Dos de estos son contra Dallas, que a esa altura ya contará con Tony Romo, y contra Filadelfia, que ya demostraron que pueden meter en problemas a cualquiera”, menciona Enrique Burak, comentarista Televisa.

Los Pieles Rojas hacen el viaje a Detroit para enfrentar a los Leones que tienen sólo una derrota en casa.