AFTEROFFICE
DEPORTES

Vuelve Tiger

Tras cinco años sin victorias en majors,  el gran deportista regresa para demostrar de qué de está hecho. 
Nancy González Gea
22 enero 2014 17:54 Última actualización 23 enero 2014 5:0
La última victoria de Tiger Woods fue en el US Open de 2008.

La última victoria de Tiger Woods fue en el US Open de 2008.

Para un deportista extraordinario conservarse en la cima no es suficiente. Se esperan de él los récords, las hazañas, lo excepcional y si no lo consigue, queda a deber a su afición. Así es como Tiger Woods inicia la temporada 2014 del golf profesional en Torrey Pines, con el estigma de su sequía de cinco años sin victorias en Majors, así que es el momento de saldar cuentas.

El estadounidense está por encima de cualquier parámetro y tras su regreso a lo más alto del escalafón mundial en 2013, quedó claro que su único rival es él mismo. Recuperado de sus problemas personales y en una etapa de renovación con nuevo drive y una notable evolución en su putt, el otrora rey del golf se subió al trono de nuevo sin oposición, pero no puede evitar que se le recuerden las asignaturas pendientes.

Su última victoria en torneos Major fue en el US Open de 2008 y eso para Woods, quien suma 14 triunfos, es suficientemente escandaloso. La máxima expectativa desde entonces es que llegue a la mítica marca de los 18, perteneciente a Jack Nicklaus.

El asunto en la PGA es tan serio, que ya se han corrido apuestas sobre si Tiger será capaz de ganar al menos otro Major, mientras que hace unos días, una página web especializada en golf publicó el resultado de una encuesta anónima a 50 golfistas del circuito, donde se refleja que sólo el 26 por ciento piensa que superará la marca de Nicklaus y un 20 por ciento dice que la igualará, lo que significa que el 54 por ciento no lo creé capaz de la proeza.

Nicklaus ganó su último Major a los 46 años, en 1986, cuando se convirtió en el jugador de mayor edad en un torneo grande, donde siguió compitiendo hasta 2005. Woods tiene 38 años, así que el retiro está muy lejano aún.

En el 2000, su año más productivo, obtuvo los títulos del US Open, el British Open y el PGA Championship, mientras que en 2002, 2005 y 2006 ganó al menos dos Majors.

Otra marca parece más a la mano: las 82 victorias de Sam Snead. El líder del escalafón suma 79 torneos ganados en el PGA Tour, así que todo indica que impondrá un nuevo récord en el presente año.

El primer paso podría darlo en el campo de Torrey Pines, ubicado en La Jolla, California, donde ha sido dominante y jugará a partir de hoy el primer torneo oficial de la temporada, el Farmers Insurance Open.

En ese campo ha disputado 13 torneos y ganado siete títulos, incluido el US Open de 2008, y sólo en una ocasión quedó fuera del Top 10.

Luchar en los dos trazados de Torrey Pines no parece molestarlo. En las dos primeras rondas, los jugadores se alternan entre el campo norte, de siete mil 45 yardas, y el sur, de siete mil 698 y más complicado, donde se juegan las últimas dos jornadas tras el corte.

Tiger iniciará con el grupo 11 en el hoyo uno del campo sur, acompañado de Jimmy Walker y Jordan Spieth.

Sus perseguidores en el escalafón mundial, el australiano Adam Scott y el sueco Henrik Stenson, no estarán en California, pues competirán en el Qatar Masters, pero Tiger sabe que su reinado y la obtención de los récords dependen sólo de él.

Quizá saldar deudas sea lo más estresante y la peor presión para cualquiera, pero es por eso que Woods debe mostrar de qué está hecho.

“Regreso