AFTEROFFICE
buena vida

Vive un retiro de 5 estrellas

La recta final de la vida puede disfrutarse como la cereza del pastel de una existencia llena de empeño: puedes vivirla en hotel cinco estrellas.
Lizbeth Hernández
08 mayo 2017 21:57 Última actualización 09 mayo 2017 5:0
La primera ya opera en Querétaro. Integra actividades lúdicas, recreativas y terapias ocupacionales. (Especial)

La primera ya opera en Querétaro. Integra actividades lúdicas, recreativas y terapias ocupacionales. (Especial)

Te gustaría tener una vejez relajada, amena y vivir en un hotel de cinco estrellas. El principal atractivo de las residencias de descanso para adultos mayores es ese. Lo único complicado es tomar la decisión.

“A veces no se ve así, pero es la posibilidad de coronar una vida de esfuerzo y trabajo”, asegura Antonio González-Quirós, director de operaciones de Ballesol, empresa con más de 40 años de experiencia en España. En México hizo alianza con Grupo Presidente para crear cinco residencias para adultos con la atención médica necesaria para los mayores de 70 años.

La primera ya opera en Querétaro. Integra actividades lúdicas, recreativas y terapias ocupacionales. Para los familiares es importante saber que tienen atención de médicos y enfermeras las 24 horas del día, quienes incluso hacen evaluaciones de salud dirigidas a los especialistas de cabecera de cada residente.

1
  

  

(Especial)

“Tenemos un huerto para que la gente esté activa, damos clases de Tai Chi, ofrecemos talleres culinarios y pláticas recreativas, todo para que ellos la pasen bien”, explica González-Quirós sobre las opciones que se ofrecen en Querétaro.

El costo por una estancia de un mes que incluya habitación, alimentos, lavandería, atención médica, terapias y aseo diario es de 30 mil pesos. Hay servicios que se cobran a parte como podología y peluquería. Los adultos mayores están bajo la supervisión de terapeutas, especialistas, psicólogos y trabajadoras sociales que ofrecen un esquema integral de salud.

“Tenemos muchos tipos de residentes, dependiendo de la edad y del grado de autonomía de cada uno; así es cómo se van integrando”, añade el director.

Incluso se aceptan enfermos mayores desde 60 años, y se diseñan estancias personalizadas. El costo y atención son distintos para quienes necesiten media pensión, recuperarse de una operación o que padezcan enfermedades como demencia senil, cáncer o algún evento cerebrovascular.

“Las operaciones de huesos son muy frecuentes y aquí tenemos el personal y un gimnasio con los aparatos necesarios para que la rehabilitación sea en el menor tiempo posible”, dice el director.

Cada habitación está equipada con sistema de alarmas para el cuarto de enfermeras, renovación de aire, sillón especial que no ejerce presión en ninguna parte del cuerpo y una cama adecuada a las necesidades de cada uno de los huéspedes.

Para los residentes con tendencias agresivas se puede equipar la habitación con un tapete que detecta el movimiento y alerta al personal médico para que acuda a ayudarles.

De acuerdo a cifras del Inegi en 2020 habrá 14 millones de adultos mayores. La esperanza de vida en el país es de alrededor de 74 años. El ahorro para el retiro es una buena opción.