Vinos españoles reinan entre los bebedores mexicanos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Vinos españoles reinan entre los bebedores mexicanos

COMPARTIR

···
After Office

Vinos españoles reinan entre los bebedores mexicanos

07/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.


Janeth Ochoa
 
“Bebido con buenos amigos, sabe bien cualquier vino”, dice un viejo refrán. Pero los mexicanos no toman cualquier vino: prefieren, a todas luces, el español.
 
Las cifras hablan por sí mismas: el vino español tiene 32% del mercado en México y sus ventas en el país representan 30% de lo que colocan en todo el mundo.
 
Pero la fiesta del vino español en México apenas comienza, pues el consumo apenas alcanza los 0.6 litros per cápita al año, muy lejos de los 20 litros que se consumen en la propia España.
 
Hasta hace algunos años el perfil del consumidor mexicano era “el de un hombre de edad media, ejecutivo, con un cierto poder adquisitivo”, cuenta Rosario Rubio, consejera comercial de la Embajada de España en México.
 
Hoy el consumidor mexicano está en plena evolución, pues al tener más cerca el producto, éste empieza a ser consumido por mujeres y jóvenes.
 
“Ha ayudado muchísimo que en una gran cantidad de restaurantes, en sus cartas, ofrecen vinos con una relación calidad-precio extraordinaria y asequibles para el bolsillo de la clase media mexicana”, dice Rubio.
 
El consumo de vino en México se incrementa hasta en 60% durante la temporada navideña, según la Embajada de España. La mayor cantidad de consumidores se encuentra en las grandes ciudades del país: México, Guadalajara y Monterrey, seguido por algunas zonas turísticas, en dónde se consume principalmente en los hoteles de gran turismo.
 

Madre Patria
 
Por el momento, son 30 los principales importadores de vino español a México, que colocan en el país más de 300 etiquetas de 135 bodegas.
 
“España es el país con mayor superficie de viñedos cultivada y es el tercer país productor de vino a nivel mundial, con 13% del total de la producción, tan solo superado por Francia e Italia”, comenta Manuel Alabart, embajador de España en México.
 
Esta presencia mundial se refleja también en México. “A nivel mundial, España fue en 2011 el primer suministrador de vino a México, con valor de 32% de cuota de mercado y también el mayor exportador del mundo por volumen, con 30%, posición que ha seguido manteniendo en el primer semestre de 2012”, comenta el embajador.
 
En el país, se pueden encontrar vinos que representen a casi todas las regiones españolas procedentes de más de 30 denominaciones de origen, algunas tradicionales como La Rioja y Ribera de Duero pero también otras con una importante presencia como La Mancha, El Penedés, Toro, Rias Baixas, Cava, Rueda y Almansa, entre otras.
 
Las variedades que más consumen los mexicanos son tempranillo, garnacha y cava, aunque a últimas fechas empiezan a buscar los vinos de autor o de variedades autóctonas. “El consumidor mexicano cada vez es más conocedor y exigente”, dice Rubio.
 
Pese a su liderazgo, los vinos españoles compiten en México con la producción de Chile, Francia (sobre todo en vinos espumosos), Italia Estados Unidos, y con la misma producción mexicana.
 
Año con año, España realiza una serie de eventos y degustaciones, que incluye fechas como El Día del Vino Español en México o la Muestra de Vinos de España en México, en donde se presentan las diferentes bodegas que se encuentran ya en México o que quieren abrirse camino en el país.
 
“El hecho de que seamos líderes no nos debe permitir relajarnos, sino al revés: tenemos que seguir incrementando nuestros esfuerzos y seguir alerta para intentar mantener esa posición de liderazgo”, dice Rubio, consejera de la embajada de España en México.
 

Mucho por beber
 
En España, el vino se consume tradicionalmente a diario. En los pueblos, en todas las casas, siempre se come con una botella de vino.
 
Mientras, en México, el vino se consume más como motivo de alguna celebración, aunque día con día va tomando un lugar en la mesa para acompañar la comida. Además, mucha gente ha encontrado en él beneficios para su salud, otra razón por la que su popularidad va en aumento.
 
“Lo que estamos observando es que en los últimos años ha habido una tendencia, un crecimiento en el consumo de vino entre los mexicanos de alrededor de 12 o 13% del consumo. Y para los próximos años se prevé que el crecimiento va alcanzar el nivel del 15% anual”, asegura la consejera comercial de la embajada española.
 
El tamaño de la población en México, dice, también es otro motivo para creer que aquí la cultura de beber vino tiene una gran oportunidad de expansión. Hasta el momento, sólo 2 millones de mexicanos consumen vino, de los cuales 80% lo toma una vez a la semana y 15% lo consume a diario. “Con estas cifras nos damos cuenta de que existe un potencial”, afirma Rubio.