AFTEROFFICE
buena vida

Villa San Jacinto: un resquicio de lujo y arte

Galerías de arte, tiendas de ropa, joyería en plata y diversos artículos de diseño, convergen en Plaza Villa San Jacinto, donde puedes disfrutar el fin de semana.
Lizbeth Hernández
08 agosto 2017 21:24 Última actualización 09 agosto 2017 5:0
San Jacinto

(Cortesía)

El tránsito vehicular, la agitación y el cansancio del traslado se olvidan al momento de entrar. Las puertas abiertas invitan a avanzar por el camino que conduce a una casa de campo típica del siglo XIX.

Completamente restaurada y con un moderno jardín, se antoja entrar y recorrer el pasaje comercial que aloja, en el que se incluyen galerías de arte, tiendas de ropa, joyería en plata y diversos artículos de diseño.

Plaza Villa San Jacinto, la cual abrió hace un par de años en el barrio de San Ángel, al sur de la Ciudad de México, gana adeptos por su propuesta cultural. En sus salones y jardines se organizan subastas de arte, recitales de ópera, conciertos de jazz, desfiles de moda y cata de cervezas y licores.

Los fines de semana es común observar a jóvenes y adultos, quienes se acomodan en el área del jardín. En las modernas bancas de cantera encuentran un espacio para leer, disfrutar del paisaje o apreciar mejor la arquitectura. Ese es el corazón del lugar y fue bautizado como foro Manuel Payno, en honor al escritor político y periodista, quien fuera uno de los propietarios de la casa. 

1
 

 

San Jacinto


La constante en la oferta comercial son los productos mexicanos de calidad. Lo mismo hay tiendas de marcas conocidas como Pineda Covalín, que la joyería artesanal de Flora María en ámbar y lapislázuli, o la de Mariana Barranco, quien crea accesorios con incrustaciones en barro y jícara pintada.

En Carf se encuentran lámparas de cerámica, en tonos tierra, las cuales se pueden elaborar de acuerdo a las exigencias del cliente. Al lado hay un local de terrarios, donde se ofrecen sofisticados hábitats de plantas inmersos en una bola de cristal.

Los niños no resisten la tentación de entrar a Chuen México, ya que el colorido de los muñecos hechos de estambre los atrapa. Toma su nombre de la simbología maya, en la que Chuen es un glifo solar. La marca es una editorial infantil, que a través de fábulas y juegos busca difundir la identidad prehispánica.

1
 

 

San Jacinto


En La Compré, la inspiración de las artesanas chiapanecas de San Juan Chamula, Chenaló y Huixtán se transforma en vestidos y blusas con detalles tzotziles y tzeltales. El bordado resalta en diseños contemporáneos confeccionados en manta, algodón y lino.

La casona se distingue por sus techos altos, los arcos que enmarcan el jardín privilegian la entrada de luz natural y aire. En sus salones con bóvedas catalanas y vitrales decorativos se realizan las subastas de arte, en las que venden su obra pintores y escultores contemporáneos.

La siguiente se realizará el próximo 14 de octubre, y una semana antes los asistentes podrán ver exhibidas, en los pasillos de la plaza, las piezas por las que podrán pujar.