AFTEROFFICE
CULTURAS

Vida tan concurrida, muerte casi a solas

Aunque muchísimas generaciones disfrutaron de los doblajes de Jorge Arvizu 'El Tata', el funeral de este actor transcurrió sin tumultos, con sólo pocos amigos, familiares y colegas. 
Myrna i. Martinez
18 marzo 2014 22:47 Última actualización 19 marzo 2014 5:0
Jorge Arvizu "El Tata"

El actor falleció a los 81 años de edad. (Cuartoscuro / Archivo)

Jorge Hernández, un trabajador de 52 años, se detiene dubitativo frente a la funeraria de la calle Sullivan, no sabe si lo dejarán entrar a despedirse de Jorge Arvizu 'El Tata', a quien recuerda con cariño por las voces de Pedro Picapiedra, Benito Bodoque y el Superagente 86.

“Era una persona que alegraba a la gente. Él no debería de estar aquí, debería de estar en Bellas Artes, deja un legado a muchas generaciones, es difícil que alguien más ocupe su lugar”, dijo antes de animarse a entrar a la capilla ardiente.

Se podría pensar que como Jorge, miles de personas que crecieron con los doblajes de El Tata harían fila para despedirlo, pero no fue así. A la funeraria llegaron pocos familiares, amigos y colegas de trabajo y los mexicanos que desde la década de los 50 crecieron escuchando las voces de Cucho, Benito, El Tío Lucas, El Pingüino, Popeye, Mr. Magoo, El Gato Félix, Bugs Bunny, Pedro Picapiedra y Pablo Mármol, simplemente no aparecieron.

Jorge Arvizu, a quien curiosamente no le gustaban los cocoles, también hizo historia en la televisión con el personaje que creó en los setenta para el programa "La criada bien criada", protagonizado por María Victoria, inspirándose en un viejito con el que vivió en una casa de huéspedes que andaba de bata todo el día.

“En los libretos (el personaje) se llamaba don Cata, y yo le empecé a decir don Tata, por un abuelo que tenía que era latoso y fregón”, explicó la actriz.

El actor fallecido a los 81 años de insuficiencia respiratoria dejó un legado de más de 100 películas y series de televisión, trayectoria que fue reconocida por sus compañeros del gremio a través del Sr. Burns. El villano de Los Simpson, aseguró en un episodio que la voz de El Tata es la octava maravilla del mundo, y para todos los que crecimos escuchándolo, lo es.

“Su personaje favorito era El Tío Lucas, le encantaba doblarlo, y Maxwell Smart, él me contaba cómo se divirtió haciéndolo”, confesó su hija. “Si quieren conocer a mi padre, sicoanalicen a Pedro Picapiedra; son igualitos”.

El toque extravagante no podía faltar en el velorio, el cual lo puso Juanito, quien llegó con su característica banda en la cabeza y con una gran corona de flores en los brazos.

“Mi hermano se nos adelantó”, dijo antes de subir a la capilla 22.
César Bono y Maribel Fernández La Pelangocha se encontraron entre las pocas personas -alrededor de 30- que se reunieron poco antes de las 19:30 horas para celebrar la misa de cuerpo presente en la funeraria.

Lo restos fueron cremados a las 21:00 horas y las cenizas serán esparcidas en el mar de Acapulco porque amaba su bahía y la puesta de sol.

Si quieren conocer a mi padre, sicoanalicen a Pedro Picapiedra; eran igualitos