AFTEROFFICE
culturas

"Viaje", la ópera que convirtió a Juan Rulfo
en personaje

En 1950, Juan Rulfo realizó un recorrido por la recién inaugurada Carretera Panamericana, de Ciudad Juárez, Chihuahua, a El Ocotal, Chiapas, esto el punto de partida de una travesía musical, en la que el escritor jalisciense se convierte en protagonista. La ópera es del compositor mexicano Javier Torres Maldonado.
Rosario Reyes
08 septiembre 2014 21:49 Última actualización 09 septiembre 2014 5:0
Los personajes de la ópera son un fabricante de llantas y una fotógrafa -Rulfo y su amiga Bernice Kolko-. (Cortesía Conaculta)

Los personajes de la ópera son un fabricante de llantas y una fotógrafa -Rulfo y su amiga Bernice Kolko-. (Cortesía Conaculta)

Un viaje que en 1950 Juan Rulfo realizó por la recién inaugurada Carretera Panamericana, de Ciudad Juárez, Chihuahua, a El Ocotal, Chiapas, es el punto de partida una travesía musical, en la que el escritor jalisciense se convierte en protagonista.

Viaje, la ópera del compositor mexicano Javier Torres Maldonado, con libreto de Cristina Rivera-Garza, aleja al escritor del ámbito campestre al que se le asocia, explican los autores.

“Ni el libreto ni el montaje tienen como afán capturar la obra de Rulfo o su espíritu. Hay un motivo rulfiano, por decirlo así, un viaje del que se sabe poco y que se lleva a cabo en un momento crucial de la historia mexicana. Atravesar una de las primeras carreteras del país, de norte a sur, es el motivo principal”, dice la escritora, quien detalla que los personajes, un fabricante de llantas y una fotógrafa -Rulfo y su amiga Bernice Kolko-, van encontrando obstáculos en el camino: sus historias personales.

Torres Maldonado se basó en música concreta (grabada de situaciones reales) como detonador instrumental. “De Rulfo tomé elementos fantásticos: hay paisajes sonoros que sugieren el paisaje del mismo Rulfo. Es una imagen que se transforma en sonidos”, explica el catedrático en el Conservatorio G. Verdi de Milán, quien posee una reconocida trayectoria en el ámbito de la composición electroacústica.

El montaje contará con dos voces femeninas de la compañía francesa Le Grain, los tenores mexicanos Baltasar Zúñiga y Alberto Albarrán, y la dirección escénica de Christine Dormoy. Producido y comisionado por el Festival Internacional Cervantino, será estrenado el 22 de octubre en Guanajuato.