AFTEROFFICE
deportes

Polémica en el GP de México: Vettel fuera del podio

Tres horas después de celebrar el tercer lugar del Gran Premio de México, el piloto de Ferrari es penalizado con 10 segundos y cae al quinto sitio; Daniel Ricciardo, de Red Bull, toma su lugar.
Axel Beissner
30 octubre 2016 18:51 Última actualización 31 octubre 2016 13:41
La Dirección de Carrera determinó que la tercera posición quedara en manos de Daniel Ricciardo. (Reuters)

La Dirección de Carrera determinó que la tercera posición quedara en manos de Daniel Ricciardo. (Reuters)

Antes, durante y después del Gran Premio de México, los cerca de 135 mil fanáticos asistentes al Autódromo Hermanos Rodríguez (339 mil 967 durante los tres días) vivieron la carrera más emocionante del calendario 2016 en la Fórmula Uno.

La victoria de Lewis Hamilton (Mercedes), la número 51 en su carrera, con la que igualó a Alain Prost como el segundo más ganador de la historia y con la que recortó a 19 puntos la desventaja ante su coequipero, Nico Rosberg, en el campeonato de pilotos, fue opacada por lo ocurrido con Sebastian Vettel (Ferrari).

Tres horas después de que el piloto de la escudería italiana accediera al tercer lugar del podio, gracias a los cinco segundos de castigo que recibió Max Verstappen (Red Bull) al finalizar la carrera por “abandonar la pista y sacar ventaja” en la vuelta 68, él también fue penalizado por conducir “de forma peligrosa o errática” al defender de Daniel Ricciardo (Red Bull) el cuarto sitio que ocupaba en el giro 70. Con el cambio en las puntuaciones éste último aseguró, además, el tercer puesto en el campeonato de pilotos.

“Era evidente que estaba molesto por ello y él me dijo que lo viera de nuevo. Voy a hacerlo, pero sí creo que le di suficiente espacio”, expresó Vettel tras conocer la resolución en su contra.

A pesar de ello, fue el alemán quien más entusiasmó al público. Primero al hacer su primera parada en pits hasta el lap 32 –con lo que lideró la carrera durante varias vueltas y superó al mismo Prost en ese apartado para colocarse como el cuarto mejor de la historia- y, posteriormente, al remontar del séptimo hasta el cuarto puesto.

En un caótico arranque, Pascal Wehrlein (Manor) quedó fuera por un choque con Magnus Ericsson (Sauber), lo que provocó los gritos de los aficionados. Asimismo, la pelea de Sergio Pérez (Force India) con Felipe Massa (Williams) por el noveno lugar, cuyo punto máximo se dio en la vuelta 25, cuando el mexicano falló en el rebase; mismo caso de Verstappen ante Rosberg en el giro 50, cuando el holandés no pudo controlar su monoplaza para quedar frente al alemán; y por último el toque de Kimi Räikkönen (Ferrari) con Nico Hulkenberg (Force India), al hacerlo girar sobre la pista y desbancarlo del sexto lugar en el lap 68.

FOLCLOR MEXICANO
Música de mariachi, el coro de niñas Rarámuris entonando el Himno Nacional y nueve aviones surcando el espacio esparciendo el rojo, blanco y verde de la bandera nacional fueron parte de la festividad de ayer, previo a la carrera.

Los miles de seguidores de la Fórmula Uno en el país, en su mayoría ataviados con algún distintivo de su escudería o piloto preferido, dejaron, nuevamente, una grata impresión en los competidores.
“Estos chicos (aficionados mexicanos) tienen tanta pasión por el deporte. Me encanta estar aquí”, expresó el ganador, Lewis Hamilton, al subir al podio.