AFTEROFFICE
buena vidA

Vestidos de novia hechos en Francia para México

Diseñadores galos crearán su atuendo de ensueño con su tela, corte y color preferidos en la boutique Maicas Brides. Su showroom está ubicado en Séneca 57, Polanco (que comparten con Macario Jiménez).
Myrna I. Martínez
22 junio 2015 22:16 Última actualización 23 junio 2015 5:0
El precio varía según las telas y los acabados, pero en Maicas Brides también se ajustan a distintos presupuestos. (Braulio Tenorio)

El precio varía según las telas y los acabados, pero en Maicas Brides también se ajustan a distintos presupuestos. (Braulio Tenorio)

Hoy en día ya no es necesario viajar a París para encontrar el vestido de novia soñado. Diseñadores galos crean prendas en exclusiva para la boutique Maicas Brides, disponibles en México.

En su showroom ubicado en Séneca 57, Polanco (el cual comparten con Macario Jiménez), presentaron su nueva colección conformada por 12 modelos en stock y más de 60 en catálogo, todos elaborados en Francia.

Cada vestido es una obra de arte para el día más importante de su vida, a las novias no les puede quedar la menor duda de qué es lo que quieren y cómo lo quieren, el objetivo es que ellas se involucren y lo diseñen en combinación con nosotros para lograr el de su sueño”, platica Maite Ezpeleta Maicas, una de las fundadoras.

Las novias pueden elegir de entre más de una centena de telas, sedas italianas y francesas, encajes de Calais, o decorarlo con incrustaciones de cristales de Swarovski. Elegir un tono off-white, que actualmente es la tendencia en París, un blanco tradicional o incluso mezclarlo con colores.

Maite Ezpeleta ideó el concepto junto con su hermana, Mariela, y su madre desde hace 15 años, pero logró concretarse hasta mediados del año pasado. En honor a su mamá, quien ya no vio terminado este proyecto, le pusieron el nombre Maicas Brides, su apellido.

“Siempre tuvimos la ilusión de traer vestidos parisinos a México. Hicimos un estudio de mercado y nos dimos cuenta de que no habían llegado franceses de distribución exclusiva“, explica la también diseñadora de modas.

El reto mayor fue encontrar el taller adecuado que transmitiera ese espíritu parisino en sus atuendos de novias. Su sobrina, que vive en París, halló en la ciudad de Montauban uno con más de 60 años de experiencia. Maicas Brides trabaja de la mano con tres de sus diseñadores, quienes ofrecen sus modelos en exclusiva cada temporada y, a la vez, dan la posibilidad de que la novia le realice modificaciones según su gusto.

Los diseños son variados, existen los muy clásicos de cola larga, los realizados de seda y encaje, con el talle ajustado, y algunos más atrevidos y modernos, con corsets o falda corta.

“Ellas se prueban los vestidos y conforme a su fisionomía le decimos cuál es el más adecuado y parecido al que siempre imaginaron, con base en esto se les presenta la producción completa. Tenemos también apoyo de varios diseñadores, entre ellos Macario Jiménez. Lo más importante es guiarlas y orientarlas”, asegura la directora de Maicas Brides.

Las novias tienen que hacer una cita para ver el catálogo o probarse los que tienen en el showroom; si les gusta uno, se lo pueden llevar. El vestido tarda de 45 a 60 días en llegar, no dejan a la novia con esa angustia de esperar seis meses.

“Como diseñadora de modas no nada más las apoyo en el vestido, también con el concepto de la boda de acuerdo a su vestido y de acuerdo a lo que hayan soñado en cuanto a colores o imagen, damos un servicio integral”, agrega Ezpeleta.

Pero si la novia guarda el vestido de la mamá o de la abuelita y su sueño es utilizarlo el día de su boda, también cuentan con un área especializada para hacer las adecuaciones necesarias, actualizarlo y ver qué partes se pueden adaptar a lo que ellas tienen en mente.

El precio varía según las telas y los acabados, pero en Maicas Brides también se ajustan a distintos presupuestos, por lo que un vestido puede costar desde 30 mil hasta más de 100 mil pesos, todo depende del tamaño del sueño y de las posibilidades.