AFTEROFFICE
deportes

Verstappen hace historia en el GP de España

Max Verstappen, un holandés que recién en septiembre pasado cumplió los 18 años, se convirtió en el piloto más joven en ganar una carrera tras imponerse en el Gran Premio de España, luego que los dos compañeros de Mercedes chocaran entre sí en la primera vuelta y tuvieron que abandonar.
Agencias
15 mayo 2016 14:40 Última actualización 15 mayo 2016 14:54
Verstappen condujo su Red Bull a la victoria.

Verstappen condujo su Red Bull a la victoria.

BARCELONA.- El piloto holandés Max Verstappen hizo historia el domingo al vencer en el Gran Premio de España y convertirse en el ganador más joven de una carrera de Fórmula Uno, después de que los dominantes corredores de Mercedes Lewis Hamilton y Nico Rosberg colisionaron y quedaron fuera de competencia.

Verstappen, de 18 años y en su primera carrera con Red Bull tras ser promovido desde Toro Rosso una semana antes, superó a Kimi Raikkonen de Ferrari, de 36 años, por 0,616 segundos.

Verstappen también fue el piloto más joven en pararse en el podio y el primer ganador holandés del circuito de Montmeló desde que comenzó la competencia en 1950.

Su orgulloso padre, Jos, que estuvo dos veces en el podio con la escudería Benetton como compañero de equipo de Michael Schumacher en 1994 y que posteriormente en su carrera compitió contra Raikkonen, lo consideró el mejor día de su vida.

"Esto es realmente algo increíblemente especial", declaró a los periodistas, mientras otros elogiaban al talento excepcional. El cuatro veces campeón mundial Sebastian Vettel, el ex ganador más joven tras su victoria en el Gran Premio de Italia con Toro Rosso en 2008, cuando tenía 21 años, llegó en tercer lugar para la escudería Ferrari.

El liderazgo de Rosberg en la clasificación general se redujo a 39 puntos y Raikkonen se movió al segundo lugar, encima de Hamilton. El sueño del alemán de lograr un octavo triunfo consecutivo, y quinto de la temporada, desapareció en la gravilla en la primera vuelta tras colisionar con Hamilton mientras ambos luchaban por la punta.

Parecía que ese incidente sería el centro de las conversaciones del día, hasta que Verstappen reescribió el guión. Su desempeño fue notablemente seguro para un joven que no tenía permiso para conducir en calles públicas hasta el año pasado y cuya precoz entrada en el deporte fue cuestionada por muchos.

"Buscaba subir al podio, pero un triunfo inmediato es una sensación increíble", comentó Verstappen, que había clasificado en cuarto lugar, debajo de su compañero de equipo, el australiano Daniel Ricciardo.

"Ni siquiera puedo recordar ver un desempeño en un debut como ese", comentó el jefe de la escudería Red Bull, Christian Horners, en un evento al que también asistió el multimillonario dueño de la marca de bebida energética, Dietrich Mateschitz.