AFTEROFFICE
buena vida

Vatel abre su primera
sede en Polanco

La embajadora de Francia en México, Elisabeth Beton Delègue, hará oficial este lunes la apertura de la escuela de hotelería y turismo; el ciclo escolar iniciará en septiembre próximo.
Sandra Aguilar Loya
23 marzo 2014 22:24 Última actualización 24 marzo 2014 5:0
En Vatel se imparte la misma filosofía de enseñanza a más de siete mil estudiantes, y cuenta con una plantilla que supera los 25 mil egresados.

En Vatel se imparte la misma filosofía de enseñanza a más de siete mil estudiantes, y cuenta con una plantilla que supera los 25 mil egresados.

La escuela francesa de hotelería y turismo Vatel se instala definitivamente en el país, con lo que se aúna a los 30 planteles que la academia ha desarrollado en diferentes partes del mundo desde hace tres décadas.

“Gracias a la embajada de Francia en México, en conjunto con la Alianza Francesa, es que abrimos esta sede, pues en México hay una fuerte demanda por nuestro modelo educativo, que es muy original”, dice en entrevista Said Boukili, director del plantel de Vatel en la ciudad.

La embajadora de Francia en México, Elisabeth Beton Delègue, hará oficial este lunes la apertura de la escuela; el ciclo escolar iniciará en septiembre próximo.

En Vatel se imparte la misma filosofía de enseñanza a más de siete mil estudiantes, y cuenta con una plantilla que supera los 25 mil egresados.
Said Boukili dice que la profesión ligada a la hotelería y el turismo está de moda por la mala información que existe sobre ella.

“La gran mayoría de los chicos piensa que es una carrera que les permitirá viajar, conocer el mundo, trabajar en hoteles de lujo, pero lo que no saben es que es muy demandante, para la que se necesita vocación”, advierte.

Por ello se hace una rigurosa selección de los aspirantes y el plan de estudios está diseñado para que a los seis meses el alumno o la escuela, se den cuenta si tiene vocación.

Desde el primer mes, los estudiantes pasan dos semanas en la escuela y las siguientes dos se van a trabajar a un hotel iniciando desde abajo: en la limpieza de la cocina o como ama de llaves. Así conocen cada departamento y, mientras avanzan en la carrera, adquieren mayores responsabilidades dentro del hotel.

“Tendrán que cumplir con las horas de trabajo, el cansancio, tal vez trabajando sábado, domingo o días festivos; será ahí que se den cuenta de la realidad de la profesión”, señala el director.

Para él uno no puede tener un buen administrador de un hotel si éste no sabe hacer una cama, barrer bien o cómo funciona una cocina, cosa que es primordial. “Aunque el estudiante mexicano tiene una gran ventaja y es que aquí se tiene el sentido de la hospitalidad. A México lo que le falta es un buen marco teórico y buenas prácticas profesionales”.