AFTEROFFICE
DEPORTES

Vaqueros de Dallas, por la línea al Super Bowl

Los Vaqueros de Dallas son hoy uno de los equipos más fuertes de la NFL. Uno de los factores primordiales en esta buena marcha de Dallas es su juego terrestre, lo que le permite a DeMarco Murray colocarse como el líder corredor de la liga.
Alfonso Mancilla
28 octubre 2014 22:6 Última actualización 29 octubre 2014 5:0
Los Vaqueros de Dallas cuentan con un equipo fuerte. (Tomada de FB)

Los Vaqueros de Dallas cuentan con un equipo fuerte. (Tomada de FB)

Cuando los Vaqueros de Dallas se reportaron para retomar sus entrenamientos de cara a la Semana 8 de la temporada, los cinco linieros ofensivos titulares se encontraron con una sorpresa en sus lugares en el vestidor: cinco grandes cajas blancas.

Dentro de ellas, cada uno halló una computadora nueva iMac, obsequio del corredor DeMarco Murray, quien así les agradeció su cooperación para que se convirtiera en el primer jugador en la historia de la NFL con más de 100 yardas en los primeros siete encuentros de la temporada.

El gesto de Murray para Tyron Smith, Ronald Leary, Travis Frederick, Zack Martin y Doug Free hizo recordar los que durante la década de los 90 acostumbraba Emmitt Smith.

Smith, quien durante 11 temporadas en fila rebasó las mil yardas, forjó su leyenda de la mano de un grupo de linieros que es considerado uno de los mejores de la historia, integrado por Erik Williams, Kevin Gogan, Nate Newton, Mark Stepnoski y Mark Tuinei.

Hasta la mitad de la temporada, los Vaqueros marchan como una de las gratas revelaciones de la temporada con una marca de 6-2.

Uno de los factores primordiales en esta buena marcha es el desempeño del juego terrestre de Dallas, lo que le permite a Murray colocarse como el líder corredor de la liga y, consecuentemente, quitarle presión al quarterback Tony Romo.

Aunque es prematuro comparar la línea ofensiva de los texanos de los 90 (ganaron tres Super Bowls) con la actual, pareciera que a partir de 2011 Jerry Jones y sus reclutadores se dieron cuenta de la importancia de volver a construir un ataque sólido.

Y es que a diferencia de la legendaria línea de hace dos décadas, en que ninguno de los integrantes fue una alta selección del Draft, la actual sí tuvo la inversión de altos turnos en el reclutamiento colegial: Tyron Smith, Frederick y Martin, fueron tomados en primeras rondas.

Buena parte del optimismo que tienen los Vaqueros con su actual línea, es que cuatro de los cinco, excepto Free, tienen menos de cinco años en la NFL, por lo que aún están por dar lo mejor.

GRANDES FIGURAS


Para los aficionados de Dallas hay pocas cosas que los llenen más de orgullo que el recuerdo del núcleo que formaron Erik Williams, Kevin Gogan, Nate Newton, Mark Stepnoski y Mark Tuinei.

Todos ellos estuvieron en al menos dos de los títulos que obtuvo la dinastía formada junto con el coach Jimmy Johnson y el afamado trío de Troy Aikman, Michael Irvin y Emmitt Smith.

La historia de Tuinei es la más singular: en 1983 fue firmado por el equipo para jugar como tacle defensivo reserva nada menos que de Randy White.

En 1985 fue cambiado por los coaches para jugar como liniero ofensivo, ajustándose ya fuera como guardia o tacle.

Finalmente, en 1987 se ganó el puesto como tacle izquierdo titular, el cual desempeñó de manera brillante; sin embargo, en 1999 fue hallado muerto por una sobredosis de heroína.