AFTEROFFICE

Vacaciones de estudiantes, sueño o pesadilla para los padres

10 febrero 2014 5:6 Última actualización 14 julio 2013 12:41

[Cuartoscuro] 


Notimex

Merecido premio para los estudiantes que terminaron el año lectivo son las vacaciones de verano, temporada para divertirse y olvidarse de los cuadernos, sin embargo la mayoría de los mexicanos admiten que sufren para tener el tiempo suficiente para convivir con ellos o, en todo caso, mantenerlos ocupados.

Reconocer que los niños cumplieron satisfactoriamente con sus deberes escolares llena de orgullo a los padres y por ello cerca de dos tercios están de acuerdo con que existan varios periodos de descanso, al tiempo que aprueban que en el calendario escolar 2013-2014 se agreguen ocho días más de clases (208).

Al pensar en las alternativas para entretener a los "reyes del hogar", más de 40 por ciento de los entrevistados ven como una buena opción los campamentos o cursos de verano, pero consideran que para disfrutar de esas actividades los menores también deben involucrase en las tareas de la casa.

El periodo de vacaciones de mes y medio preocupa a los padres de familia a la hora de organizar su horario laboral con el tiempo de los niños.

Una encuesta levantada por Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), revela que 30 de cada cien consultados reconoció que les cuesta algo de trabajo organizarse para el descanso de los niños, 21 respondió que les complica demasiado su rutina habitual, 25 afirmó que tienen varias responsabilidades que atender para que sus hijos estén en casa y tan sólo 20 contestaron que no les altera en nada sus actividades.

Sobre el año escolar, 50.7 por ciento de los interrogados señalaron que están de acuerdo con que se den varios periodos vacacionales, además 12.5 indicó que lo aprueba totalmente. Un 6.1 manifestó que no está ni conforme ni inconforme con ello, pero 22.8 lo rechaza y 5.1 por ciento lo reprueba ampliamente.

El trabajo de GCE / Kaleydoscopio.mx., tomó en cuenta el anuncio de la Secretaría de Educación Pública (SEP) que para el calendario escolar 2013-2014 se agregarán ocho días más de clases.

Al respecto, 64.9 por ciento de los mexicanos confesó que ignoraba la disposición, mientras 34.2 por ciento afirmó que conocía esa decisión.

Con el tema sobre la mesa, 48 de cada cien consideró que más días de clases es una buena medida, 32 cree que es muy buena, pero 10 la ve como mala y seis la califica incluso de muy mala. Para tres el cambio es regular y el resto no contestó.

La medida oficial es respaldada por 36.9 por ciento de la gente consultada por Gabinete de Comunicación Estratégica al aceptar que se le dificulta darse tiempo para estar con los niños y adolescentes, 31.9 asegura que le crea problemas el mantenerlos ocupados y 12.4 por ciento dice que le molesta que los horarios de sueño y tareas no se cumplan.

Aunque más complicado es para 7.9 por ciento que externó que sufre para encontrar con quién dejarlos y 5.4 por ciento enfrenta otros problemas.

Una salida viable son los campamentos o cursos de verano como una opción ideal para entretener a los pequeños y adolescentes.

En el universo de 800 entrevistados por GCE, 40 de cada cien padres dijo que los tiene como salida de emergencia para mantener a sus hijos ocupados y en un lugar donde los cuiden.

Pero todavía son mayoría (53.3 por ciento) los que no recurren a estos cursos; de éste grupo, 30 de cada centenar los considera caros, 17 prefieren que sus hijos se queden en casa, otros tantos que los emplea porque no puede llevarlos o recogerlos y 14 no los toman por desconfianza.

De los padres que inscriben a sus hijos a un curso de verano, 41.8 precisó que lo toman en un sitio público, 34.6 van a uno de paga y 11.8 tienen una opción que pagan sus patrones.

Aunque son vacaciones Gabinete preguntó a los participantes si a los estudiantes les dejan tareas para cumplir en el verano, 52.9 respondió que sí y 43.3 que no, mientras 3.8 aseguró que no sabe.

Y al cuestionar si a los vacacionistas se les deben asignar quehaceres de la casa, 45 de cada centena mencionó que lo aprueba y mucho que haya deberes que cumplir en el hogar, 31 más simplemente está de acuerdo, 13 rechazan esta idea y ocho se oponen totalmente a ella.