AFTEROFFICE

US OPEN: moda, estrellas y cine

10 febrero 2014 4:49 Última actualización 23 agosto 2013 7:48

[Escenario perfecto para comercializar la industria de este deporte / Reuters]


 
Alejandro Álvarez Zenith
 
 
El US Open es considerado como el torneo del Grand Slam con mayor tráfico de aficionados y el escenario perfecto para orientar a los consumidores a la compra de una extensa gama de productos que ha hecho posible que la industria del tenis genere millones de dólares.
 
 
Desde su creación en 1981, luminarias de la pantalla grande, diseñadores de moda, banqueros, políticos, dirigentes de firmas deportivas y atletas famosos circulan por los palcos del estadio Arthur Ashe.
 
 
Para garantizar la asistencia de los aficionados, los organizadores se apoyan en la imagen de los jugadores más populares y exitosos de los circuitos ATP y WTA destacando el suizo Roger Federer, el español Rafael Nadal, el serbio Novak Djokovic, el inglés Andy Murray, la estadounidense Serena Williams y la bielorrusa Victoria Azarenka.
 
 
La proyección que ofrecen las cadenas televisivas al torneo en los horarios estelares son otro gran atractivo para las estrellas de cine, tal ha sido el caso de Catherine Zeta-Jones y Michael Douglas, quienes además de su gran afición por el tenis aprovechan la ocasión para ratificar su popularidad.
 
 
El golfista Tiger Woods, así como otras leyendas del deporte, acepta invitaciones de sus colegas del tenis para verlos en acción en luchas trascendentes. Woods le brindó su apoyo al helvético Federer y al ser presentado recibió una gran ovación.
 
 
Más allá del glamur en las graderías, las firmas deportivas libran una fuerte lucha para ganar adeptos, a sabiendas de que en la justa neoyorquina, sus productos se desplazarán a diferentes países.
 
El negocio
 
 
Gregorio de la Torre, director de mercadotecnia de Wilson, aseguró que se proveerá con 16 mil botes de pelotas al torneo, pero puntualizó que se dará un fuerte impulso a una tecnología que se dio a conocer como Set Spin Effect Technology.
 
 
El ejecutivo también informó que se estrena una línea de ropa relacionada al torneo, la cual será montada en un stand, donde arranará una campaña para celebrar los 100 años de esta compañía.
 
 

La firma con mayor presencia en las instalaciones de tenis de la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA) es Ralph Lauren, a través de tiendas ubicadas dentro y fuera del estadio principal. Los trabajadores del torneo portarán una playera conmemorativa.
 
 
Banqueros, políticos y celebridades son invitados a las cenas de gala que organizan los patrocinadores, en las que, se convive con los jugadores en un ambiente informal, sin que se pierda la oportunidad de cerrar algunos negocios.
 
 
Al calor del torneo, se generan muchas fuentes de empleo que son cubiertas por personal de origen hispano, el cual, sin tener una idea clara de lo que es el tenis, tiene la oportunidad de codearse con personalidades sui generis desempeñándose como choferes, meseros o personal de intendencia en los lugares más íntimos del Complejo Billie Jean King.