AFTEROFFICE
culturas

Unesco promueve acuerdo para proteger patrimonio cultural

Mediante la llamada "Declaración de Bonn sobre el patrimonio cultural", la agencia cultural de Naciones Unidas condena "los ataques bárbaros, la violencia y el crimen del llamado Estado Islámico", mencionando como ejemplo la destrucción sembrada por la milicia en la ciudad iraquí de Hatra.
La Unesco manifestó "profunda conmoción" por los ataques reiterados de EI y otros grupos "destinados a destruir la diversidad cultural". (AP)

La Unesco manifestó "profunda conmoción" por los ataques reiterados de EI y otros grupos "destinados a destruir la diversidad cultural". (AP)

BERLÍN.- La agencia cultural de Naciones Unidas dijo este lunes que la destrucción de antigüedades en zonas en conflicto por parte del grupo Estado Islámico (EI) y otros movimientos extremistas podría equivaler a crímenes de guerra.

El Comité de Patrimonio Mundial de Unesco, reunido en Bonn, observó la destrucción causada por Estado Islámico en la antigua ciudad de Hatra en Irak y manifestó "profunda preocupación" por los tesoros arqueológicos en Palmira, Siria, ciudad que los extremistas capturaron en mayo. Ambas están en la lista del patrimonio de la humanidad que lleva la organización.

La llamada Declaración de Bonn sobre el patrimonio cultural firmada hoy condena "los ataques bárbaros, la violencia y el crimen del llamado Estado Islámico", mencionando como ejemplo la destrucción sembrada por la milicia en la ciudad iraquí de Hatra.

"La Declaración de Bonn adoptada por el Comité del Patrimonio Mundial muestra la voluntad común de proteger los sitios del patrimonio mundial frente a todas las amenazas [...] Es un texto importante dirigido a los Estados, pero también a la sociedad civil", dijo por su parte Maria Böhmer. "Iraq y los demás países amenazados no están solos. Los ayudaremos", añadió la presidenta del Comité del Patrimonio Mundial.

En su resolución, la Unesco manifestó "profunda conmoción" por los ataques reiterados de Estado Islámico y otros grupos "destinados a destruir la diversidad cultural atacando deliberadamente a individuos y comunidades con base en ascendencia cultura, étnica o religiosa, como también lugares de culto, tradición y aprendizaje".

Asimismo expresó alarma por el número creciente de amenazas al patrimonio cultural por medio de saqueos y excavaciones ilegales, "que socavan seriamente tesoros culturales irremplazables, entre ellos sitios de patrimonio mundial de la Unesco en Afganistán, Irak, Libia, Mali, Siria y Yemen".