AFTEROFFICE
culturas

Unesco llama 'crimen de guerra' a destrucción de templo en Palmira

Milicianos del Estado Islámico destruyeron ayer el templo de Baal Shamin de la era romana en la antigua ciudad siria de Palmira, dijo el jefe de arqueólogos de ese país, Maamoun Abdul Karim, uno de los lugares más importantes de la ciudad.
Reuters
24 agosto 2015 13:46 Última actualización 24 agosto 2015 13:53
El templo de Baal Shamin fue construido hace casi 2 mil años y su parte interior resultó severamente dañada por la explosión. (Reuters)

El templo de Baal Shamin fue construido hace casi 2 mil años y su parte interior resultó severamente dañada por la explosión. (Reuters)

BEIRUT.- La destrucción de un famoso templo romano en la antigua ciudad siria de Palmira a manos de Estado Islámico es un crimen de guerra que tuvo como blanco un histórico símbolo de la diversidad del país, dijo la agencia cultural de Naciones Unidas, Unesco, este lunes.

Milicianos del grupo radical destruyeron el templo de Baal Shamin el domingo, dijo el jefe de arqueólogos del país, Maamoun Abdul Karim, uno de los lugares más importantes de la ciudad.

"Actos semejantes son crímenes de guerra y sus autores deben ser acusados por sus acciones", dijo la directora general de la Unesco, Irina Bokova, en un comunicado.

También condenó el asesinato de Khaled al-Asaad, un arqueólogo de 82 años quien durante medio siglo fue el encargado de la conservación de Palmira, patrimonio mundial de la Humanidad.

Abdul Karim dijo la semana pasada que Estado Islámico decapitó a Asaad y colgó su cuerpo en una de las columnas de la era romana en Palmira. Antes de que el grupo capturara la ciudad, autoridades sirias dijeron que habían trasladado cientos de estatuas antiguas a lugares seguros por el temor de que los insurgentes las destruyeran.

El grupo, que controla partes de Siria e Irak, capturó la desértica ciudad de Palmira en mayo pero inicialmente no dañó sus lugares antiguos, aunque según activistas utilizó el anfiteatro romano para asesinar a personas a las que acusaba de simpatizar con el Gobierno.

El templo de Baal Shamin fue construido hace casi 2 mil años y su parte interior resultó severamente dañada por la explosión, que también provocó el colapso de las columnas circundantes, según la Unesco.