AFTEROFFICE
deportes

Unai Emery, un DT con súbito ascenso

Unai Emery comenzó como director técnico en el Lorca de la Tercera División de España; su obsesión por el futbol lo ha hecho triunfar con los equipos que ha dirigido, por lo que ahora busca conquistar la primera Champions League para él y el Paris Saint-Germain
Alain Arenas
21 noviembre 2016 22:4 Última actualización 22 noviembre 2016 5:0
Emery  fichó por el Paris Saint-Germain, que mañana enfrenta al Arsenal en la penúltima fecha de la fase de grupos de la Champions League. (Reuters)

Emery fichó por el Paris Saint-Germain, que mañana enfrenta al Arsenal en la penúltima fecha de la fase de grupos de la Champions League. (Reuters)

Una ruptura de ligamentos en la rodilla izquierda limitó la participación de Unai Emery en la temporada 2004-05 con el Lorca, equipo de la Tercera División española. Durante su recuperación, el mediocampista se inscribió al curso para obtener la licencia de entrenador de la UEFA. El fin de su rehabilitación coincidió con la entrega de su título, por lo que Pedro Reverte, director deportivo del equipo, le ofreció tomar la dirección técnica para evitar el descenso. Emery aceptó la oferta y de paso terminó con su carrera como futbolista a los 33 años.

En esa campaña salvó al Lorca de perder la categoría y en la siguiente logró el ascenso a la Segunda División. Un año más tarde terminó en el cuarto lugar, a uno de lograr el ascenso a la división de honor del futbol de ese país. Después dirigió al Almería (2006-2008; evitó su descenso en dos temporadas en fila), Valencia (2008-2012; lo calificó a dos Champions League), Spartak de Moscú (de mayo a noviembre de 2012) y posteriormente recaló en el banquillo del Sevilla (diciembre de 2012 a mayo de 2015).

“En su primer año en el Sevilla implementó un planteamiento ofensivo que descuidó la defensiva del equipo. Aficionados y prensa le pedían que pusiera un mediocampista defensivo para que acompañara a Ivan Rakitic, pero él se negaba y el equipo era errático. Posteriormente, entendió que no podía jugar contra todos los equipos de la misma forma. Contra los más fuertes debía ser precavido, pero contundente. Mientras que contra el resto podía ser agresivo. Cuando entendió esto, el equipo dio un salto de calidad”, explica Javier Santos, reportero del diario As, quien cubrió las tres temporadas de Emery con el cuadro andaluz.

1
UNAI EMERY

Fecha y lugar de nacimiento: 3 de noviembre de 1971, Guipúzcoa, España
Posición como futbolista: Mediocampista
Equipos como futbolista: 6 (Real Sociedad B, Albacete, Toledo, Racing Ferrol, Leganés y Lorca)
Debut como entrenador: 2004 (Lorca)
Equipos como entrenador: 6 (Lorca, Almería, Spartak Moscú, Valencia, Sevilla y PSG)
Títulos en clubes: 4 (3 Europa League con Sevilla y 1 Supercopa francesa con PSG)
Llegada al PSG: 1 de agosto de 2016
Récord al mando del PSG: 13-3-2

Unai Emery

En ese periodo, los Rojiblancos ganaron tres títulos consecutivos de la Europa League, que los convirtieron en el club más ganador en el certamen (cinco galardones). Santos cuenta que una virtud que tuvo el entrenador fue que supo adaptarse a las salidas de jugadores en puestos clave, como fue el caso de los centros delanteros. En la temporada 2013-14 jugó con Carlos Bacca (transferido al Milán) y un año más tarde lo suplió Kevin Gameiro (fichado por el Atlético de Madrid).

“Otra de las características que tiene Emery es que exprime el potencial de sus jugadores. Incluso, hay casos en los que los adapta a nuevos puestos. Un ejemplo es cuando Aleix Vidal estaba en el club. Llegó como un extremo izquierdo, pero lo recorrió a la lateral. Se adaptó rápido y dio buenas actuaciones que lo convirtieron en uno de los mejores del mundo en su posición. Gracias a esto, la campaña pasada el club lo transfirió al Barcelona”, agrega el periodista.

Santos relata que Emery tenía una obsesión con los videos de los futbolistas rivales. Identificaba sus virtudes y debilidades para que en los entrenamientos le contara a sus jugadores cómo enfrentarlos. “Algunos se mostraban hartos de sus métodos, pero cuando en los partidos se cumplía lo que les decía, éstos se tranquilizaban y hasta lo agradecían”.

El entrenador de 45 años fichó por el Paris Saint-Germain –equipo que mañana enfrenta al Arsenal en la penúltima fecha de la fase de grupos de la Champions League- apenas en mayo pasado. En la conferencia de prensa de su presentación explicó que tuvo ofertas del West Ham y el Nápoles, pero que las declinó porque no tenían el potencial de conseguir un título continental, opción que, aclaró, sí le daba el conjunto parisino.

“El PSG no ha comenzado bien esta temporada, al menos en la Ligue 1 (ocupa el tercer lugar de la tabla general con 29 puntos). Tiene una explicación: los equipos de Unai siempre vienen de menos a más. Su método de trabajo exige tiempo y los jugadores tendrán que entenderlo. Tampoco es un reto fácil, porque el equipo sufrió la baja de Zlatan Ibrahimovic, que era un ídolo para el club. Conforme pasen los partidos, el equipo mostrará su idea de juego, que es un futbol agresivo”, destaca Francisco Canterla, periodista del diario El Correo de Andalucía, quien cubrió al Sevilla en la época de Emery.

LA OTRA CARA DEL MÍSTER
En su etapa al frente del Valencia, Emery escribió –junto con el directivo empresarial Juan Carlos Cubeiro- el libro Mentalidad ganadora, en el que relató la clave para dirigir al club ché, tras comenzar su carrera en Tercera División. En la obra explica que cuando conoce a un plantel le pide a sus integrantes que respondan El cuestionario Proust, una serie de 20 preguntas que ayuda a conocer la personalidad de cada uno.

“Es un líder nato, no impuesto. Sabe ganarse a la plantilla y tiene un buen manejo de grupo, incluso con jugadores que tienen la etiqueta de rebeldes. Hay algunos futbolistas que se inclinaron por jugar en el PSG porque estaba Emery, como es el caso del polaco Grzegorz Krychowiak, quien declaró que dejó al Sevilla para seguir bajo las órdenes de Unai”, comparte Canterla.