AFTEROFFICE
deportes

Una visita obligada al Nido de Pájaro en Beijing

En esta ciudad la circulación de automóviles fue reducida a la mitad, pero llegar al Estadio Nacional de Beijing obliga a surcar las cercanías del Parque Olímpico a vuelta de rueda. No todos los taxistas –aquí siempre quisquillosos- están dispuestos a llevar a un cliente hasta allí.
María Eugenia Sevilla / Enviada
30 agosto 2015 17:34 Última actualización 30 agosto 2015 18:10
Las entradas están agotadas tanto para la clausura como para las finales del día anterior. (Cortesía)

Las entradas están agotadas tanto para la clausura como para las finales del día anterior. (Cortesía)

BEIJING.- A esta ciudad se llega con la idea de respirar un aire tan denso que se puede morder, pero durante los nueve días del Campeonato Mundial de Atletismo, que termina hoy, y como parte de los preparativos para el desfile militar anual, que el jueves celebrará los 70 años del fin de la Segunda Guerra Mundial, las autoridades chinas ordenaron una reducción de 30 por ciento en las emisiones de las fábricas que utilizan carbón en la ciudad y sus zonas aledañas.

Así que a dos semanas de comenzado el otoño, la mejor época del año -dicen los pekineses-, con una temperatura promedio de 30 grados bajo el sol –excepto ayer, que cayó una lluvia ligera- se puede disfrutar de una atmósfera más saludable. Y aunque el tráfico que ha dado fama a esta ciudad ha disminuido notablemente porque la circulación de automóviles fue reducida a la mitad, llegar al Estadio Nacional de Beijing obliga a surcar las cercanías del Parque Olímpico a vuelta de rueda. No todos los taxistas –aquí siempre quisquillosos- están dispuestos a llevar a un cliente hasta allí.

Las entradas están agotadas tanto para la clausura como para las finales del día anterior. El edificio monumental construido por la firma Herzog y de Meuron para los Olímpicos de 2008 bajo la estética del artista Ai Weiwei debería estar abarrotado, pero no: más de la mitad de la sección superior está vacía. Y es que afuera, decenas de revendedores ofrecen los preciados asientos a precios exorbitantes: boletos marcados en 150 yuanes (23 dólares) se ofrecen a mil (150 dólares). Curiosamente, las exclusivas entradas al Sky Box -la sección VIP, en el cuarto piso, donde los palcos cuentan con un saloncillo de descanso con aire acondicionado- son más baratas, porque algunas de ellas -afirman los revendedores- son cortesías. Tras una negociación que puede tomar 10 minutos, se puede conseguir uno de estos boletos por 300 yuanes (46 dólares).

1
El Nido de Pájaro

El edificio monumental construido por la firma Herzog y de Meuron para los Olímpicos de 2008 bajo la estética del artista Ai Weiwei debería estar abarrotado, pero no: más de la mitad de la sección superior está vacía. Y es que afuera, decenas de revendedores ofrecen los preciados asientos a precios exorbitantes

Beijing

Dentro del Nido de Pájaro suena una babel de porras y conversaciones en diversas lenguas que sólo queda apabullada por un rugido multitudinario que anuncia el turno de algún atleta chino; un quórum que está listo para continuar la fiesta de banderines y tallarines instantáneos hasta que la estafeta de la edición de 2017 sea transmitida a la ciudad de Londres -un acto programado para las 21:10 horas de hoy, tiempo local-. Son decenas de miles. Conseguir un taxi esta noche está, literalmente, en chino.

1


Nido de Pájaro