AFTEROFFICE
culturas

Una travesía por el planeta a la luz de 10 ojos mexicanos

En "Fotógrafos por el mundo", la curaduría de Atonatiuh Bracho se aleja de lo obvio para mostrar lo que pocos ven. Los animales no son los protagonistas de la imagen, sino parte de un entorno, explica el artista.
Rosario Reyes
27 junio 2016 21:0 Última actualización 28 junio 2016 5:0
El discurso curatorial, explica Bracho, presenta momentos, no lugares icónicos. (Cortesía)

El discurso curatorial, explica Bracho, presenta momentos, no lugares icónicos. (Cortesía)

Es imposible pedirle a un gran cerdo a la orilla del río que pose para una foto. Sin embargo, Elsa Medina consiguió capturar un momento único del animal. Y René Torres, durante un viaje a Hanoi, tomó a un gallo de mirada fija junto a una jaula.

Los animales no son los protagonistas de la imagen, sino parte de un entorno, explica Atonatiuh Bracho, curador de la muestra Fotógrafos por el mundo, que este jueves abre en Latitude Gallery, con 23 imágenes de 10 fotógrafos.

“Se trata de unir distintos discursos, es la visión de sus travesías por el mundo; no elegí necesariamente lugares icónicos, sino con base en el trabajo de los fotógrafos, revisé imágenes para redondear la narrativa de esta exposición”, explica Bracho.

En esta exhibición participan prestigiados artistas de la lente, como Yolanda Andrade, Patricia Aridjis, Nuria Lagarde, Ariel Carlomangno, Fernando Villa del Ángel, Bernardo Flores y Rex Workman (el proyecto del fotógrafo inglés Adrien Milan y el pintor neoyorquino Bradley Narduzzi Rex).

"Fotógrafos por el mundo"
Latitud Gallery. Plaza Río de Janeiro 69, Roma Norte.
Jueves 30, 19:30 horas.


El curador, quien es propietario de la Galería Nómada -que abrió en julio de 2015 en San Miguel de Allende- y socio de Latitutde Gallery en la Ciudad de México, también toma parte en la exposición con una serie de imágenes de La Habana, entre ellas, una evocativa estampa de un chofer y su copiloto en uno de los famosos “almendrones” del transporte colectivo en la capital de Cuba.

El discurso curatorial, explica Bracho, presenta momentos, no lugares icónicos.

“Eso podrías verlo en una postal o en una revista; tal vez no se reconoce el lugar, es más el espíritu y la visión del momento de cada fotógrafo. Descubrir rincones o personajes, no necesariamente la obviedad del lugar”.

Sus fotos de Cuba, comparte, son muy personales, alejadas del lugar común. “Es un país difícil de fotografiar porque todo está puesto para una gran foto; como si el tiempo se hubiera detenido. Retraté sus calles, los personajes, de una manera no tan obvia. Son fotos espontáneas, menos razonadas, y esa espontaneidad es el hilo que une toda la muestra”.

El curador reconoce que si bien son distintas geografías las que han capturado los artistas, hay ciertas similitudes en sus trabajos.
“Creo que hay una comunión en el trabajo de todos. No sé si sé si tal cual la mirada del mexicano, pero sí del fotógrafo cuando visita otras tierras, sale de su entorno y mira cosas distintas; ahí hay una sorpresa, una manera fresca de ver”, comparte.

“Casi todos los colegas que conozco son viajeros, nos movemos buscando lugares o, si trabajas en un medio de comunicación, en algún momento viajas y al final, cuando una pieza sale, igualmente es nómada”.

Las imágenes exhibidas -en blanco y negro y color- de India, China, Cuba, México y Rusia, entre otros lugares, están también a la venta, a un rango de precio entre 12 mil y 30 mil pesos.

“El mercado de foto ha llegado un poco tarde a México, pero sí hay coleccionistas interesados en comprar”, asegura el curador.
mirada diversa.