AFTEROFFICE
Buena Vida

Una semana dedicada a la
cultura y el arte de la relojería

La segunda edición del Dubai Watch Week, que se llevó a cabo del 15 al 19 de noviembre en el Centro Financiero Internacional de Dubai (DIFC, por sus siglas en inglés), es el nuevo foro de reflexión para quienes conforman la industria de la alta relojería.
Alejandro Estrada, director de Watchtime México
22 noviembre 2016 11:1 Última actualización 22 noviembre 2016 11:43
Dubai Watch Week se propuso en un inicio como un foro en el que se resolvían problemáticas acerca de la industria de la relojería

Dubai Watch Week se propuso en un inicio como un foro en el que se resolvían problemáticas acerca de la industria de la relojería. (Foto: Especial)

La plataforma conocida como Dubai Watch Week celebró su segunda edición del 15 al 19 de noviembre en la ostentosa ciudad de Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos. Luego de un primer año en el que se propuso como un foro de discusión en torno a las problemáticas que aquejan actualmente a la industria de la alta relojería, ha logrado posicionarse ya como un referente no sólo para la región, sino a nivel
internacional.

¿Qué lo hace distinto a las grandes eventos de relojes? Para empezar, el ángulo en el se abordan y definen sus distintas actividades. El SIHH, en Ginebra, y la feria de Baselworld, en Basilea, han sido tradicionalmente plataformas para la presentación de novedades.

1
  

   

swsw

Como contrapeso, el SIAR, en México, pretende ser un punto de encuentro entre marcas y clientes finales, así como un punto de reunión para la cobertura mediática de distintos periódicos y revistas especializadas y no especializadas de México y Latinoamérica.

Auspiciado por el joyero más importante en Oriente Medio, Ahmed Sediqqi and Sons, la semana de la relojería en Dubai tiene como fin abordar los temas que definen la gran cultura de la relojería, en diversos paneles de discusión, así como mediante la integración de
exposiciones y show rooms que complementen un discurso orientado hacia la revaloración y legitimación histórica de una industria que se remonta varios siglos en el pasado.

De acuerdo con Melika Yazdjerdi, directora del Dubai Watch Week y del departamento de Comunicación y Marketing de Ahmed Sediqqi & Sons, desde que se comenzó a trabajar en la Semana de la Relojería, una de las inquietudes principales fue contar con un programa que estuviera cien por ciento enfocado en la cultura de la relojería. “Era muy importante para nosotros contar con evento que se planteara como una plataforma para la educación y el intercambio cultural de los valores y la tradición de la relojería, y que pudiera rescatar los distintos capítulos y aspectos que conforman esta industria tan antigua y entrañable.”

1
  

  

ccc

Para lograrlo, era importante no solo reunir en este espacio a quienes la sostienen de manera intrínseca, sino incorporar a todos aquellos actores que le permitieran tener la resonancia necesaria a nivel global. Esta fue la misión de los distintos paneles de discusión que tuvieron lugar.

Integrados por personalidades fundamentales de distintos ámbitos en el medio de la relojería, como Aurel Bacs, presidente de la casa de subastas Phillips; Carine Maillard, directora de la Fundación del Grand Prix d’Horlogerie de Genève (GPHG); Fabienn Lupo,directora y presidente de la Fondation de la Haute Horlogerie (FHH); Thomas Perazzi, director del departamento de relojes de Christie’s, o el propio Claude Sfeir, uno de los más respetables joyeros y coleccionistas de la región –entre otros jugadores clave en el desarrollo de la relojería internacional–, los paneles abordaron temas como los cambios dinámicos que se requieren para ajustar la industria al difícil entorno económico que se vive hoy en día, la evolución de la relojería en los últimos 100 años, o bien la relevancia de la creatividad y el diseño en un entorno que parece proteger a capa y espada valores como la tradición y el patrimonio.

1
  

  

dd

De igual forma, los asistentes tuvieron la oportunidad de participar en Master Classes con maestros como Vianney Halter, Andreas Strehler o Antoine Preziuso, así como la posibilidad de charlar de manera informal con grandes maestros de la relojería contemporánea, como Philippe Dufour, François-Paul Journe o Jean-Marc Wiederrecht.

Bajo el auspicio de distintos jugadores clave, como la Académie Horlogère des Créateurs Indépendants (AHCI), el Dubai Culture & Arts Authority, o el Dubai Mall (el centro comercial más grande del mundo y donde se llevan en paralelo las exposiciones The Mastery of Time o la curiosamente intitulada “24 Horas en la Vida de un Reloj de Cucú Suizo”), el Dubai Watch Week no tiene como objetivo ser un espacio para la compra-venta de relojes.

Por el contrario, es un evento enfocado cien por ciento en la reflexión y la definición del arte y cultura de la relojería. La iniciativa cumple su segundo año y el futuro es promisorio. Y es que, de darse las condiciones necesarias, México podría convertirse en uno de los escenarios posibles para llevar a cabo una franquicia con la misma estructura y características.