AFTEROFFICE
DEPORTES

Una campaña sin playoffs para los mexicanos en Milwaukee

Los mexicanos Yovani Gallardo y Marco Estrada terminarán con números perdedores en la Liga Nacional tras la mala temporada de los Cerveceros de Milwaukee, un equipo del que se esperaba mucho más. 
María del Refugio Melchor
23 septiembre 2014 21:58 Última actualización 24 septiembre 2014 5:0
Etiquetas
El futuro del lanzador Marcos Estrada no luce muy halagador.

El futuro del lanzador Marcos Estrada no luce muy halagador. (Cortesía)

Hasta que inició septiembre, los Cerveceros de Milwaukee cumplían una gran temporada, eran líderes de la División Central de la Liga Nacional y todo indicaba que regresarían a disputar la postemporada después de tres años de fracasos.

Todo cambió para el último cuarto de la campaña, ya que el equipo sólo fue capaz de ganar otros siete juegos y ahora se encuentra al borde de la eliminación de playoffs. Ese derrumbe también arrastró a los lanzadores mexicanos Yovani Gallardo y Marco Estrada, quienes terminarán con números perdedores.

En su octava temporada con los Cerveceros, Yovani Gallardo tiene un récord de ocho triunfos y 10 derrotas, con un porcentaje de 3.46 en carreras limpias admitidas. Aunque gane su última salida de este año, el pitcher de 28 años terminará el 2014 con un balance negativo.

En cambio, el también abridor derecho Marco Estrada tiene la posibilidad de terminar con cifras parejas. Su registro de siete triunfos y seis derrotas no puede ser considerado malo, pero lo que espanta es su altísimo promedio de 4.47 en carreras limpias admitidas.

Los 15 triunfos que lograron los brazos de Gallardo y Estrada representaron apenas el 18 por ciento del total de los Cerveceros de Milwuakee, equipo que está lejos de los Piratas de Pittsburgh y los Gigantes de San Francisco, los cuales parecen tener en su bolsa los dos boletos de comodines en la Liga Nacional.

Con el fin de campaña tendrá que venir un serio análisis de la oficina de los Cerveceros para determinar el futuro de los lanzadores mexicanos. La buena noticia es que, pese a todo, hubo cosas buenas que reportar dentro de la franquicia.

Yovani Gallardo consiguió la tercera mejor cantidad de triunfos (8), detrás de los 16 del dominicano Wily Peralta y los 12 del estadounidense Kyle Lohse. Además, el derecho nacido en Michoacán encabezó dos departamentos importantes del pitcheo de Milwuakee: el de carreras limpias admitidas (3.46) y el de mayor cantidad de ponches (142).

En el caso de Marco Estrada sus números deben analizarse fríamente, pues fue utilizado mayormente en labores de relevo. Tuvo 18 aperturas y en 19 ocasiones fue sacado del dugout para contener a la ofensiva rival.

Esos relevos intermedios explican su alto número de carreras limpias admitidas; en total lanzó 147 entradas, permitió 135 imparables y mostró buen control porque sólo otorgó 44 bases por bolas y recetó 124 ponches.

Gallardo tuvo 31 aperturas y está claro que no cumplió con las expectativas, pues estuvo muy lejos de acercarse a los mejores números de su trayectoria. Hace apenas tres años ganó 17 partidos y perdió 10.

La mala noticia para Yovani es que terminó su contrato de cinco años y 30.1 millones de dólares con Milwuakee. El equipo aún tiene la opción de retenerlo y pagarle 13 millones de dólares en la temporada 2015, pero bien podría liberarlo. El sonorense Marco Estrada también concluye contrato y su futuro no luce halagador.