AFTEROFFICE
culturas

Una joven promesa del violín en México

Aunque solo cursa la secundaria, Ángel Mario Prado Moreno ya tiene firmes planes para su vida: además del violín, en el que es un pequeño virtuoso, desea desarrollarse en alguna carrera del área matemática.
Notimex
31 julio 2016 22:13 Última actualización 01 agosto 2016 5:0
Ángel Mario Prado practica su instrumento dos horas diarias. (Especial)

Ángel Mario Prado practica su instrumento dos horas diarias. (Especial)

Aunque sólo cursa la secundaria, Ángel Mario Prado Moreno ya tiene firmes planes para su vida: además del violín, en el que es un pequeño virtuoso, desea desarrollarse en alguna carrera del área matemática.

Hijo de un actor y una bailarina, comenzó a cultivar la música desde los seis años, cuando una profesora lo escuchó tocar la flauta dulce y descubrió que podría ser algo importante en su vida. Entonces estudiaba en el Colegio Madrid y por consejo de su maestra ingresó a la Superior.

Ha recibido clases de solfeo, coro, cultura musical y tomará armonía, italiano y ruso para complementar una formación que lo ha llevado a presentarse en el Auditorio Blas Galindo del Cenart, el salón 222, y en coro, en Bellas Artes, así como en el Auditorio Nacional.

“La música no sólo es un bonito ritmo o sonido, sino también es sentimiento y emociones, el conocimiento que lleva el trayecto de la composición”, advierte el joven.

Desde pequeño escuchaba diferentes géneros musicales, pero en la primaria, cuenta, la clásica le llamó especialmente la atención por sus variaciones, entre otros aspecto, que lo motivaron a adentrarse en ella. Pero dedicarse a una disciplina como el violín,destaca, no es fácil. “Te encuentras con profesores que son estrictos, que forman parte de un mundo que implica más responsabilidad”.