AFTEROFFICE
CULTURAS

Una historieta en braille para tocar la oscuridad

"Sensus" es el primer cómic en código braille de América Latina. EL FINANCIERO pudo entrevistar a sus creadores, quienes aseguraron que el proyecto no tuvo costos elevados. 
María del Refugio Melchor
06 enero 2015 22:22 Última actualización 07 enero 2015 5:0
Sensus, el primer cómic en braille de América Latina. (Cortesía)

Sensus, el primer cómic en braille de América Latina. (Cortesía)

Un astronauta sufre un naufragio espacial y aterriza en un planeta cuya atmósfera suprime la posibilidad de ver. Sus habitantes sólo miran con el ojo de la mente. ¿Cuál será el destino del terrícola al sumergirse en la oscuridad?

Un singular cómic narra esta aventura, y lo hace tanto desde la perspectiva del que mira como del que no ve. Pero sólo quien cuente con el sentido de la vista y conozca además el código braille, podrá conocer ambas partes. Escrito por Jorge Grajales e ilustrado por Bernardo Fernández (BEF), Sensus es el primer cómic del mundo escrito en ese sistema, que elabora un relato de ciencia ficción.

“La historia está contada en dos niveles: la parte del extraterrestre está en braille, sobre un fondo negro, y la parte visual va ilustrada, con diálogos normales. La idea es que estas dos narrativas confluyan en un solo final. Es la misma historia contada desde dos puntos de vista”, explica BEF.

El primero de tres números resultó un éxito de ventas, afirma Grajales, el autor de los textos. “Los ejemplares se agotaron en la tienda Fantástico, la más grande de cómics de la ciudad”, dice orgulloso. También se vendieron en las librerías El Péndulo y en autobuses acondicionados como tiendas móviles en Puebla y Veracruz.

Con un costo de 30 pesos y un tiraje de 3 mil ejemplares, Sensus, el universo en sus ojos tuvo un beneficio adicional, ya que las regalías fueron destinadas íntegramente a la compra de anteojos para niños de bajos recursos que padecen transtornos visuales.

El proyecto fue patrocinado por Nacional Monte de Piedad. Sensus fue un proyecto modesto, concretado en dos meses gracias al entusiasmo de todos los profesionales que participaron en su creación. La idea original fue de Ray López, creativo de la agencia Havas, que fue contratada por el Montepío.

“En este proyecto quisimos involucrar a gente que fuera reconocida a nivel editorial y visual. A Jorge y BEF les encantó la idea y de una forma mágica se dio que se sumaran a hacerlo por cariño y por amor”. El costo resultó bajo, explicó López, porque todos los involucrados bajaron sus honorarios, desde los artistas hasta la imprenta.

Egresado de la Universidad Iberoamericana, BEF tiene una trayectoria de 15 años como monero, y hoy puede presumir de haber ilustrado el primer cómic escrito en braille. Explica que hay dos antecedentes, uno estadounidense llamado Life, que utilizó figuras geométricas para contar una historia de amor, y El libro negro de los colores, hecho en México, en braille.

“Propiamente como historieta, y además articulado de esta manera, Sensus es el primero en el mundo”, subraya.

MARGINADOS DE LAS LETRAS

De acuerdo con el último censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en 2010, en el país existe un millón 292 mil 201 discapacitados visuales. Es una comunidad marginada que tiene un acceso muy limitado a la lectura, afirma Grajales.

El también investigador cinematográfico perdió paulatinamente la vista por un padecimiento denominado queratocono. De día, aún puede ver imágenes muy borrosas “como la copia de la copia hecha muchas veces”, dice el escritor en tono bromista.

Su buen carácter y su creatividad le han dado un nuevo sentido a su vida. No dudó en aceptar la propuesta de BEF para escribir la historieta. “El hecho de que haya pocos textos en braille realmente es uno de los motivantes de este proyecto: sólo el uno por ciento de los impresos en el mundo se hace así; en México mucho menos. Eso quiere decir que se les está negando el derecho a la lectura a los que no pueden ver”, asevera.

Mientras espera un transplante de córnea, Grajales trabaja en las dos siguientes entregas que saldrán a la luz en enero y febrero. “El segundo cómic es sobre un escritor de novelas de terror que empieza a ver como mosquitas y manchas, y se da cuenta que estas figuras son como una especie de fantasmas tratando de comunicarse con él; después sabemos que se trata del alfabeto braille.

El tercero es un homenaje a Daredevil, el personaje de Marvel. En nuestro cómic, el héroe se llama Visualdébil. Él trata de detener a un villano que hace que toda la población se empiece a quedar ciega. En las dos historias se quiere sensibilizar a la gente de la problemática de aquéllos que no tienen vista”, concluye Grajales.

1
  

   

Sensus