AFTEROFFICE
CULTURAS

"Una feria no debería ser aburrida"

El director de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, Fernando Macotela, aseguró que, además de invitar a la lectura, una feria del libro también debe ser divertida.
Roberto Estrada
18 febrero 2014 21:57 Última actualización 19 febrero 2014 5:0
FIL de Minería en su edición 2013. (Archivo)

FIL de Minería en su edición 2013. (Archivo)

Fernando Macotela, director de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (que hoy abre sus puertas), afirma que la finalidad del evento es meramente cultural, aunque a la pregunta de si conoce en cuánto estima el valor comercial del festival, responde:

“No puedo hablar realmente de eso, aunque si hablan con alguna autoridad del Centro Histórico, ellos tiene los datos. El año pasado, el Gobierno de la ciudad de México hizo una encuesta para ver un aproximado de derrama económica de la Feria del Libro. En esa misma encuesta, los resultados respecto al monto de adquisiciones de libros dentro de la feria fue de 51 millones de pesos, lo cual en 13 días es espléndido”.

El directivo afirma que “no sólo habrá más de 40 mil títulos disponibles, sino mil 440 actividades para todos los gustos”. Asegura que cada editorial cumple con su función de promotora de lectura y cada una es importante por su acervo. Espera que el público de la FIL del Palacio de Minería vea mucha diversión, ya que “el hecho de que una actividad o un acontecimiento como éste se llame feria, tiene que hacer honor a su nombre, ya que no debería de ser aburrida”. Sostiene: “Es muy estimulante para nosotros saber que hemos logrado un nivel de diversión para el público a través de la cultura. Habrá desde talleres infantiles, mesas redondas, educación sexual, cultura de la legalidad, talleres de lectura y presentaciones de libros”.

¿Qué puede esperar el público visitante a la feria?

- Debe estar preparado para ver la mayor exposición bibliográfica del año en la ciudad de México. Ya sólo el hecho de caminar por la feria y ver los libros, permiten justamente la diversión y distracción de la gente”.

¿Cuántas personas asistirán?

- En los últimos tres años hemos estado ligeramente arriba de los 150 mil visitantes. Aumentamos las horas de visita desde hace años y también un día más. Aunque no puede crecer indefinidamente, hay un límite.


Confirma que alrededor de 56 editoras y profesionales del medio se darán cita en la feria más antigua del país, aunque dice que ninguna sobresale por su importancia. Se sabe, sin embargo, que la UNAM publica más de mil 600 títulos al año en todas las áreas del conocimiento.

Macotela destaca, también, la oferta del Fondo de Cultura Económica, de las universidades e instituciones públicas y privadas y de la Suprema Corte de Justicia. “También editoriales privadas que tienen un cierto grado de especialización, como la narrativa, que es el elemento más popular en la Feria del Libro, ya sea novela, cuento, poesía. Hay editoriales técnicas y científicas que tienen una función muy importante y su clientela”.

Pero no todo marcha al ritmo de las grandes firmas. Pone el ejemplo de Sexto Piso: “La vimos surgir con un metro cuadrado, la apoyamos con un espacio gratis al principio, 10 años después se convirtió en una de las empresas jóvenes más impactantes de México”.

La Feria del Palacio de Minería comenzó como un servicio a la comunidad universitaria. Se ha convertido en una fiesta de la UNAM para todos los ciudadanos.