AFTEROFFICE
CULTURAS

Un Vive Latino muy ecléctico

El festival de rock latinoamericano más importante del continente llega este año con un cartel muy ecléctico, que igual incluye al inmortal Robert Plant y a los clásicos Ángeles Negros. ¿Es acaso el Vive Latino un festival de la nostalgia?
Myrna Martínez
12 marzo 2015 20:14 Última actualización 13 marzo 2015 5:0
Los Ángeles Negros fue una de las bandas que más sorprendió en el cartel del Vive Latino 2015. (Cortesía)

Los Ángeles Negros fue una de las bandas que más sorprendió en el cartel del Vive Latino 2015. (Cortesía)

El anuncio del cartel del festival Vive Latino en los últimos años ha provocado la misma cantaleta en redes sociales: que si es el mismo, que si está muy noventero, que si hay muchas bandas anglosajonas. Este año no ha sido la excepción.

Si se hace una lectura rápida al cartel, centrándose en los headliners, da una primera impresión de seguir inmerso en esa espiral que inevitablemente regresa al pasado, que busca escarbar en los recovecos de la memoria de la generación que vio nacer a este festival en 1998.

En cada edición se nota el esfuerzo por sumar nuevos grupos y géneros en cinco escenarios, de diversificar la audiencia y tratar de construir puentes generacionales entre “chavos” y los ahora denominados “chavo rucos”, pero el ADN del fin de semana sigue siendo noventero.

Alrededor de un 20 por ciento de las más de 120 bandas y artistas que se presentarán en la edición XVI son las mismas de antaño.

Los organizadores parecen apostar al mismo público de hace 17 años que ahora tiene un mayor poder adquisitivo para gastar en cerveza, alimentos, souvenirs. Otra explicación al fenómenos puede ser que en la última década el rock nacional no ha producido artistas o grupos lo suficientemente fuertes para ser la voz cantante del festejo.

Salvo algunas excepciones como el subversivo Calle 13 (Puerto Rico), que tocó el año pasado en el escenario principal; el grupo de rock-pop Enjambre (México), uno de los favoritos de los adolescentes; y, en mucho menor medida, Bomba Estéreo, las bandas que dominan el interés de los fanáticos siguen siendo veteranas en el imaginario colectivo.

NOVENTAS Y MENOS

La generación de músicos de los 90 es una de las más prolíficas en la historia del rock nacional y latino. En una década donde no había Internet ni redes sociales, estos grupos trascendieron, organizaron las presentaciones masivas en la UNAM e inspiraron la creación de este festival. Sin estas agrupaciones el Vive Latino perdería su esencia y parte de su público.

Este año se presentarán cuatro grupos que participaron en el primera edición de 1998: Molotov, La Lupita, Cuca y Aterciopelados (Colombia). Caifanes, iniciado en los 80, se desintegró tres años antes. Otros grupos de esa década que también actuarán son DLD (antes Dildo), Cartel de Santa, Catupechu Machu (Argentina), Lumumba (Argentina), Nortec, Babasónicos (Argentina), Jorge Drexler (Uruguay), El Columpio Asesino (España) y otras más oldies como los españoles Los Fresones Rebeldes y los chilenos Los Ángeles Negros.

El público más joven se ha acercado a estos grupos, muchos por influencia de sus padres. Existe una gran parte de asistentes que busca otro tipo de oferta. Se acerca, por ejemplo, a la carpa Gozadero, enfocada a la cumbia, al género de sonido y a grupos de rap o hip-hop.
Entre las propuestas más irreverentes y fiesteras está la cantante MC Peligro, el rapero Tino El Pingüino, y en la carpa Rockcampeonato estará el paródico videobloger Galatzia y su ya famosa rola Tachas y Perico, que tiene más de cinco millones de reproducciones en YouTube.

1
LOS NO LATINOS

    

Robert Plant

La propuesta anglosajona también se ha incrementado y consolidado a lo largo de los años. Aunque siempre han tocado grupos en inglés, en los primeros años el público los rechazaba, les lanzaba objetos y los abucheaba hasta bajarlos del escenario.

Las tendencias del booking internacional podrían dividirse en dos: los grupos de antaño que siguen llamando la atención a los mayores de 30 y las propuestas indies dirigidas al público hipster y mirrey que asiste al Corona Capital. El año pasado fue muy evidente esta intención con Arcade Fire y Cut Copy.

Ahora la propuesta va desde el rock clásico hasta el indie folk. Por un lado está el legendario Robert Plant y los Happy Mondays, la reunión de Garbage, el rock pesado de Mastodon, los chelos metaleros de Apocalyptica, y las bandas alternativas The Specials y la Dave Matthews Band.

La presencia de Interpool, que orgánicamente encajaría más en el Corona Capital; Brandon Flowers, The Vaccines y el rap electrónico de Die Antwoord pretenden llamar la atención del público más alternativo.

A pesar de la polémica, el Vive Latino más ecléctico de los últimos años agotó los 80 mil boletos por día y, seguramente, será una fiesta para los asistentes. La distribución de los escenarios sufrirá cambios debido a la remodelación de la pista Hermanos Rodríguez con miras al Gran Premio de México de la F1.