AFTEROFFICE
buena vida

Un verano completo en este paradisíaco lugar

Con la temporada vacacional en puerta, Punta Mita ofrece diferentes opciones recreativas y de descanso para toda la familia. Sus casi 10 kilómetros de playas invitan al descanso y la relajación, además de sus montañas y vida tropical. 
Lizbeth Hernández
21 junio 2017 22:12 Última actualización 22 junio 2017 5:0
Punta Mita

Punta Mita

Tardes para tomar el sol en yates de lujo, clases privadas de surf y la atracción del hookah diving son parte del atractivo de Punta Mita, Nayarit, para este verano.

Sus casi 10 kilómetros de playas invitan al descanso y la relajación, mientras que sus montañas tupidas de árboles y vida tropical contrastan con el mar color turquesa. Para los amantes del lujo y el confort, ahí se establecen diferentes hoteles y resorts de clase mundial, cada uno enfocado a un público diferente.

Ideal para quienes busquen aventuras, el W Punta de Mita tiene una playa en la que los quiebres de arena y mar son el atractivo principal de los interesados en el surf. También hay un pequeño arrecife de coral.
No se necesita ser experto para lograr el equilibrio arriba de una tabla. El hotel ofrece el servicio de guías certificados que con una hora de asesoría diaria prometen maravillas.

1
  

  

Punta Mita

“Lo mejor es iniciar con el equipo adecuado. Primero se comienza con un boogie board, que es una tabla ancha en la que uno puede mantener el control más fácilmente. Después vienen las tablas soft top, hechas de un material ligero que impide golpearse fuertemente, y poco a poco se cambian hasta encontrar la tabla ideal para cada quien”, asegura Félix Bode, coordinador de ventas de Wave, empresa dedicada a diseñar experiencias personalizadas para disfrutar el mar. La hora de entrenamiento para surfear tiene un precio de 129 dólares, e incluye una sesión de fotos y video de las lecciones.

Los servicios de renta del boogie board, tabla de surf, equipo para esnorquelear y hacer kayak, también están disponibles por tiempo ilimitado durante cuatro días, a 139 dólares.

Si lo que quiere es sumergirse en la profundidad del mar y eliminar el peso del equipo de buceo está disponible el hookah diving, modalidad que está ganando practicantes en diferentes partes del mundo. No es necesario saber bucear, basta con hacer unos ejercicios básicos antes de sumergirse y conectarse mediante una manguera a un tanque de oxígeno que permanece en la superficie.

“Se llama así porque se introduce una pipa en la boca que permite abastecer de oxígeno al cuerpo. Uno se puede mover con libertad y la inmersión puede ser de hasta cinco metros. Se ven zonas de arrecifes, bancos de peces, tortugas y mantarrayas en su hábitat natural. La experiencia dura 30 minutos y, para evitar percances, hay un guía por cada pareja”, afirma Bode. Para disfrutar de ello, el precio por persona es de 158 dólares.

A bordo de un yate la vista es mucho mejor. La empresa renta catamaranes de lujo que se contratan por un tiempo mínimo de cuatro horas. El precio se incrementa dependiendo de lo que se desee contratar. Un modelo con dos camastros en la proa, baño, camarotes y sala con terraza incluida tiene un precio de mil 500 dólares. Incluye un servicio básico de frutos, galletas, aguas y jugos para el recorrido.

Hay otras opciones más ostentosas, como el Pacific lounge experience, en el que se ancla una piscina protegida a un yate de 45 pies. La alberca está hecha de un material especial que impide se cuele cualquier tipo de vida marina, y cuenta con inflables para adultos y niños. El servicio de seis horas para 10 personas tiene un costo estimado de 2 mil 900 dólares.

La experiencia más exclusiva es la que ofrece Neptuno, un barco recién llegado para satisfacer las necesidades veraniegas. Tiene 82 pies, dos pisos, bar con asador, asoleadero y bañera en la suite vip. Por promoción hasta mediados del mes entrante se puede rentar por seis horas en 5 mil 200 dólares.