AFTEROFFICE
buena vida

Un 'signo de poder'

La serpiente inspira una exposición imperdible. El símbolo de este reptil ha acompañado la historia del hombre y es el centro en Roma de una muestra de joyas diseñadas por Bvlgari, la marca de lujo italiana más famosa del mundo.
Notimex
10 marzo 2016 22:3 Última actualización 11 marzo 2016 5:0
La exhibición se inauguró ayer en el Palacio Braschi y estará hasta el 10 de abril. (Especial)

La exhibición se inauguró ayer en el Palacio Braschi y estará hasta el 10 de abril. (Especial)

Emblema de seducción, renacimiento y transformación, el símbolo de la serpiente ha acompañado la historia del hombre y es el centro en Roma de una muestra de joyas diseñadas por Bvlgari, la marca de lujo italiana más famosa del mundo.

Titulada SerpentiForm. Arte, joyería, diseño, la exhibición incluye también piezas originarias de la ciudad de Pompeya, además de obras de arte contemporáneo, fotografías e ilustraciones artísticas, vestuario vintage, teatral y cinematográfico, y objetos de diseño.

“Desde la antigüedad, la capacidad de la serpiente de renovarse cambiando piel, de permanecer en contacto con la tierra y, al mismo tiempo, de elevarse por encima de ella, ha alimentado mitos y leyendas”, comentó Claudio Parisi Presicce, superintendente de Bienes Culturales del ayuntamiento de la capital italiana.

Recordó que tanto en la antigua Roma, como en África, collares con forma de víbora eran forjados y usados como amuletos de la buena suerte, mientras en India y China los poderes divinos del reptil han sido asociados a los conceptos de creación, fertilidad e inmortalidad.

El funcionario agregó que en los años 40 del siglo pasado, Bvlgari decidió reinterpretar la fuerza expresiva del signo de la serpiente a través de joyas de alto valor, en primer lujar con relojes que, década tras década, se convirtieron en iconos por su audaz diseño.

“Haciendo homenaje a un símbolo que ha contribuido a incrementar su fama internacional, con la exposición de la firma de lujo quiere narrar, a través de una gran experiencia de múltiples facetas, la manera en que ese símbolo inspiró también protagonistas del arte contemporáneo, del diseño, la moda, las artes decorativas y la fotografía”, señaló.

La exhibición, inaugurada ayer en el Palacio Braschi, tiene como trasfondo un montaje innovador y multisensorial que fusiona lo antiguo con lo moderno.

El recinto, proyectado en el siglo XVII por el arquitecto Cosimo Morelli para el papa Pio VI, que lo regaló a su sobrino Luigi Braschi Onesti, ubicado en la céntrica Plaza Navona, es uno de los ejemplos más significativos del gusto neoclásico de Roma.

Es la sede ideal para mostrar las creaciones Serpenti del archivo histórico de Bvlgari, con collares, brazaletes y relojes, hasta pinturas de artistas como Paul Klee y Joan Miró, dibujos de Keith Haring, esculturas de Niki de Saint Phalle y Alexander Calder o fotografías de Robert Mapplethorpe y Helmut Newton.

Una sección aparte está dedicada al vestuario utilizado por la actriz estadounidense Elizabeth Taylor en la película Cleopatra, de 1963, en la que fue evocada una vez más el vínculo místico de la serpiente con el poder femenino.

Parisi Presicce resaltó que se trata de una muestra nunca antes realizada, ya que es la más grande colección de joyas de Bvlgari dedicadas a esta figura.

“La joyería a menudo se inspira en el arte con el que comparte la atención por el detalle y la tensión que lleva a plasmar la materia para darle una nueva forma y una nueva vida”, destacó Jean Christophe Babin, director administrativo de la marca.