AFTEROFFICE
culturas

Un paseo acuático
que azula la mente

Acuario Inbursa aún no abre sus puertas y decenas de familias ya intentan comprar boleto. Falta poco: mañana a las 10:00 horas se podrá pasear por los tres niveles que evocan un recorrido que va del fondo del mar, hacia la superficie.
María Eugenia Sevilla
10 junio 2014 0:8 Última actualización 10 junio 2014 5:0
El Acuario Inbursa cuenta con 48 diferentes exhibiciones en un área de 3 mil 500 metros cuadrados, repartidos en una estructura de cuatro niveles subterráneos. (Edgar López)

Cuenta con 48 diferentes exhibiciones en un área de 3 mil 500 metros cuadrados, repartidos en una estructura de cuatro niveles subterráneos. (Edgar López)

En América Latina los acuarios deben ser más bien discretos si es que el nuevo muestrario marino de Inbursa es el más grande del subcontinente; sin embargo, el recorrido por el inmueble subterráneo, que tiene una superficie de 3 mil 500 metros, garantiza un azulado recreo para la mente y los sentidos.

La curiosidad que suscita el proyecto es palpable: aún no abre sus puertas y decenas de familias ya intentan comprar boleto. Falta poco: mañana a las 10:00 horas se podrá pasear por los tres niveles que evocan un recorrido que va del fondo del mar, hacia la superficie.

“¿Hay ballenas?”, pregunta un hombre de edad avanzada que acude al recinto pensando que ya está abierto. No hay, pero una grabación permite escucharlas como parte de la ambientación. “¿Cuál es la especie más grande que tienen?”, inquiere una madre que también se queda fuera. “Aquí la especie más grande es el tiburón cola de cartón, de 1.92 metros de largo”, explica Omar, uno de los 30 jóvenes guías en entrenamiento con los que cuenta el acuario, que albergará alrededor de 5 mil especies de diversas latitudes.

Otros preguntan por los pingüinos, que todavía no llegan. “Están en cuarentena, en Japón”. A través de la iluminación y la selección de los ejemplares, la curaduría y la museografía apuntalan el viaje que inicia en la pecera-túnel del Fondo marino, en el sótano 3. Ahí hay tiburones puntas negras, de Veracruz, y mantarrayas.

El siguiente estadío tiene entre sus atractivos una variedad de hipnóticas medusas, cuya belleza transparente es acentuada por luces de colores. También hay un área de laguna, donde pequeñas rayas tecolotas pueden ser tocadas por los visitantes. Algunas son muy socialbles. El último nivel corresponde a la costa y ahí se pueden ver rarezas como el tiburón gata.

Ubicado frente a Plaza Carso, el Acuario Inbursa abre de 10:00 a 18:00 horas entre semana, y de 10:00 a 19:00 horas el resto. La entrada cuesta 129 pesos para mayores de dos años, y 110 pesos para la tercera edad.