AFTEROFFICE
buena vida

Un fin de semana con los Coppola

La familia del director de cine, productora de vino desde 1977, es la anfitriona de uno de los encuentros benéficos más glamurosos del Valle de Napa.
Bloomberg
02 junio 2017 0:45 Última actualización 02 junio 2017 5:0
Valle de Napa

Valle de Napa

Este fin de semana, la edición 37 de la subasta benéfica de vinos más deslumbrante del mundo se proyectará como una brillante película dirigida por la realeza de Hollywood. El objetivo es incitar a los 2 mil asistentes a desembolsar más que los 14.3 millones del año pasado, y superar el récord de 18.4 mdd de 2014. Todos los ingresos van a organizaciones de beneficencia locales.

El glamur lo aportarán Francis Ford Coppola y su familia, que presiden en forma honoraria la subasta anual del Valle de Napa, de cuatro días de duración, que oficialmente comenzó ayer. Pero ellos no serán meros mascarones de proa; se han distribuido las responsabilidades y están asumiendo el desafío. Desde la cena de SofIa, hasta los pabellones de comida y vino de Eleanor y el after party de Gia, los Coppola están en todo.

“Tuvimos una pequeña reunión familiar, y cada uno -mi esposa Eleanor, mi hija SofIa, mi hijo Roman, mi nieta Gia y yo- parecía conectarse con un particular aspecto del evento”, dice el cineasta, reconocido por grandes cintas como El Padrino.

1
  

  

Los Coppola

El cinco veces ganador del Oscar dirige y cocina el momento gastronómico culminante, la cena posterior a la subasta del sábado. El señor de El padrino estará en la cocina, con la pasta y los contorni. ¿Quiere ayudar? Los asistentes pueden inscribirse para ser uno de los 30 “extras” que él necesita como chefs auxiliares para revolver la salsa de tomates o enrollar ñoquis a mano. El director seguramente contará historias de la familia, como siempre lo hace.

UN CAPO EN LA COCINA
Francis Ford Coppola ha desempeñado este tipo de papel muchas veces antes. En los tiempos de su iniciación como director, solía preparaba pasta regularmente para un pequeño grupo de amigos, entre ellos George Lucas y Martin Scorsese. Estuvo en la cocina de Martha Stewart haciendo ñoquis de papas y preparó su receta secreta de tallarines para una cena en el Festival Internacional de Cine de Marrakech de 2015.

Pero su participación en la subasta refleja la profunda conexión con el Valle de Napa, iniciada cuando Eleanor y él compraron parte de la histórica finca de Inglenook en 1975, tras el éxito de El Padrino. Ese es el lugar que consideran su hogar. Cuando comenzaron a producir vino en 1977, la familia aplastaba las uvas con los pies. La saga de cómo restauraron la legendaria propiedad a lo largo de casi 40 años tiene las idas y vueltas de un guion de cine.

LA SUBASTA DE NAPA VALLEY
A lo largo del fin de semana hay cenas, fiestas y tres oportunidades para ofrecer fuertes sumas de dinero: la subasta electrónica, el Barril del Viernes y la subasta en vivo del sábado. Entre las 25 entidades benéficas del condado de Napa están el St. Helena Hospital y los Boys & Girls Clubs locales. Uno u otro de los Coppola estarán involucrados en la mayoría de los eventos.

La subasta electrónica, con 186 lotes, comenzó el 28 de mayo (oferta mínima, 250 dólares) y termina el 4 de junio. Desde ayer y hoy por la noche, quienes tengan boleto para las subastas se dirigen a fiestas íntimas bajo las estrellas en las diversas bodegas, con la posibilidad de degustar vinos especiales.