AFTEROFFICE
REFLECTOR

Un Ángel lluvioso se alista para recibir a Santana

En punto de las 20:00 horas, Santana saltará al escenario construido enfrente del Ángel de la Independencia. El gran enemigo de la noche parece ser la lluvia, pese a ello, cientos de personas se congregan para ver a uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos.
Eduardo Bautista
28 marzo 2015 19:8 Última actualización 28 marzo 2015 19:8
Santana

La Secretaría de Seguridad Pública del DF informó desde ayer que un total de mil 400 policías vigilarían el concierto. (Foto tomada de twitter)

El escenario de Carlos Santana está listo, justo frente al Ángel de la Independencia. El gran enemigo de la noche parece ser la lluvia. Ha estado cayendo un aguacero desde las 4 de la tarde. Pese a ello, cientos de personas se congregan para ver a uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos.

La gente sabe que falta poco para que inicie, en punto de las 20:00 horas, una noche llena de rock, blues y latin jazz. Un señor de alrededor de 60 años dice ser fanático de Santana desde que éste comenzó su carrera. No fue a Woodstock (el concierto icónico de la juventud hippie de los años 60), pero recuerda aquellos días de festival como si hubiera estado allí.

"¿Cómo olvidar a los grandes, a Grateful Dead, a The Who, a Creedence, al buen Santana? Eso era música, no las jaladas que se tocan ahora", comenta el señor, quien llegó a las inmediaciones del Ángel desde muy temprano. No le importa estar empapado. Nunca ha visto a Santana porque no tiene dinero. Vive en Ciudad Nezahuacóyotl. Cuando se enteró que el músico jalisciense iba a ofrecer un show público y gratuito, no lo dudó dos veces.

La vigilancia policiaca es apabullante, incluso desde el Metro Hidalgo, donde se ve una mayor afluencia de gente. Muchos de los asistentes llegan justo por esta vía.

La Secretaría de Seguridad Pública del DF informó desde ayer que un total de mil 400 policías vigilarían el concierto, desde la Diana Cazadora hasta la Glorieta de la Palma. Son 200 elementos de tránsito en 60 vehículos (motos, bicicletas y patrullas) los que se encargan de la logística vial y peatonal con el fin de evitar asentamientos.

Un policía ubicado a varios metros del Ángel dice que su labor es fijarse quién está consumiendo bebidas alcohólicas. Asegura que ya ha tirado varias botellas de licor o de cerveza. "Luego son mañosos, meten el alcohol en sus refrescos y así ni nos damos cuenta", comparte.

Cada vez llega más y más gente al Ángel de la Independencia. El público es tan diverso que no se aprecia algún grupo de edad predominante. Hay niños, jóvenes, adultos y ancianos.

Gerardo, estudiante de economía en la UNAM, viene con dos amigas y un amigo. El filtro policial no impidió que metieran dos botellas pequeñas de brandy Presidente. Dicen que beben para no tener frío y para escuchar "a gusto" canciones como Europa, Black Magic Woman o Smooth. "Es que ver a Santana no es cualquier cosa. Este güey está al nivel de Hendrix", comenta uno de ellos.

El termómetro de la Ciudad de México marca 11 grados centígrados. La de hoy parece que, en efecto, será una noche invernal, aunque el concierto haya sido planeado para conmemorar la primavera.