AFTEROFFICE

TV sin contenido: Miguel Sabido

01 febrero 2014 10:10 Última actualización 26 noviembre 2013 5:2

 [El dramaturgo sostiene que el Estado no aprovecha su red de televisoras públicas / Cuartoscuro]


 
 
Rosario Reyes
 
En 2004 Miguel Sabido participó en la licitación de un canal de televisión abierta con ganas de reforzar el espíritu social. Casi una década después mantiene su postura crítica con la forma en la que se produce en México:
 
“El gobierno parece ciego ante el hecho de que tiene un poder de comunicación enorme. Posee los canales de los estados, el Once, el 22, el canal del Metro, el canal del Congreso, la fuerza de la comunicación del gobierno por televisión es gigantesca, pero parece no advertirlo. Cada quien anda por su lado, alguien tendría que coordinarlo y empezar a generar un tipo de televisión que realmente le sirva a la sociedad”. Alguien, pero no él, pues en los últimos meses ha sido objeto de homenaje por parte de su natal Coahulia, como despedida tras anunciar su retiro de la dramaturgia y los medios, para dedicarse a la investigación.
 
Sabido, hijo “de un indígena que aprendió a hablar español a los 13 años”, explica que tuvo “la suerte infinita de que me educaran con un profundo amor a México y desde todas las trincheras donde esté, defender la identidad de nuestro país”, se retiró de la televisión hace 13 años, “y desde entonces, mi único contacto es que hice una telenovela para la Reforma Educativa que se llamó Aprender a vivir, pero estoy desligado de la televisión, no tengo idea de por qué no se han seguido haciendo”.
 
Aboga por el entretenimiento, a la manera “de las aventuras románticas de López Tarso y Columba Domínguez”, pues, enfatiza “hay que hacer una televisión que le sirva al público, que le dé algún beneficio y lo divierta, porque si no le cambia de canal”. Destaca que es preciso aprovechar la convergencia digital, “se puede utilizar televisión y radio, cine, cuando hay yo sí creo que el gobierno tendría que plantearse muy seriamente el problema, se están gastando la pólvora en infiernitos, en discutir a quién e van a dar los nuevos canales comerciales de aire, cuando lo que tienen que ver es cómo el gobierno puede armar una gran fuerza de comunicación estatal para servir a la comunidad”.
 
En la educación, advierte, la importancia de los medios de comunicación “es fundamental” y la solución debe llegar urgentemente. “Si no lo atendemos en este minuto, dentro de veinte años vamos a ser ciervos esclavos, fuerza de trabajo de los países como Estados Unidos, si no aprovechamos la coyuntura de hacer que los maestros se preparen y entiendan qué es la Reforma Educativa, porque ellos creen que de lo que se está hablando es de los exámenes y de lo que se está hablando es de una revolución en el papel del maestro. Si México no se echa a cuestas esa tarea y Peña Nieto cede ante la exigencia y las presiones políticas de 10 o doce mil profesores ante un millón que trabajan en toda la República, este país dentro de veinte años va a ser de esclavos, que lo único que pueda exportar sea fuerza de trabajo. Este es un momento histórico para México y todos tenemos que apoyar la Reforma Educativa, que conste que yo no soy del PRI, ni soy católico, ni del PAN tampoco ni del PRD, de lo que yo soy es de México y hay que defenderlo ahorita con la Reforma Educativa, para que dentro de veinte años estemos al mismo nivel de los países desarrollados”.
 
El género de las telenovelas históricas, asegura, no se ha agotado:
 
“Para nada, con mayúsculas, subrayado, ahora es el momento de empezar de nuevo a hacerlas, para pasarlas primero en un canal de aire y después en cada aula como parte de la Reforma Educativa, tienen que ser tan fidedignas como las que hicimos, La Tormenta, o El carruaje este es justo el momento, porque el problema de los maestros se resolverá, todos sabemos que tiene un trasfondo político, pero la Reforma Educativa es algo que no puede detener nadie y utiliza fundamentalmente la computadora como instrumento de revolución porque ningún maestro puede saber lo que sabe Wikipedia o Google, la función del maestro cambia y en lugar de ser el que dictamina, tiene que ser el mentor que conduce al alumno a buscar su propia información y ese es el momento adecuado para que pasen las telenovelas históricas, pero ya en un sistema de Internet y que se vayan viendo en cada una de las aulas de la secundaria y la preparatoria”.
 
Con una función en Saltillo en septiembre pasado, el gobierno del estado de Coahulia inició un homenaje que terminará en marzo. Él, que el 20 de noviembre cumplió 75 años, celebra, dice, “que mi carrera ha sido muy armónica, muy coherente, desde lo que empecé a hacer en la adolescencia hasta ahora sigue una línea realmente, la recuperación del teatro ritual mexicano, la investigación sobre tres mil años de representaciones sagradas, este mural de la historia de México, entonces estoy muy satisfecho de haber podido luchar por la tradición y por la identidad de México… ya es tiempo de retirarse, me voy muy lleno de felicidad porque pude hacer lo que quise”.
 
Tras asegurar que su carrera en el teatro ya terminó, adelanta que “hay mucho que hacer, tengo mucho que escribir, conferencias, doctorados en todas partes del mundo, en Alemania, Holanda, Estados Unidos, Etiopía, Tanzania, por todas partes me invitan a que dé conferencias sobre mi trabajo en televisión, que ha tenido mucha resonancia por fortuna”. Se va a dar tiempo, además, “para vivir”.