AFTEROFFICE
culturas
Entrevista con Spencer Tunick, fotógrafo

Tunick busca "celebrar la vida" en medio de fosas clandestinas

El fotógrafo estadounidense Spencer Tunick está en San Miguel de Allende para "celebrar la vida" con su obra. Sin embargo, dice en entrevista, el tema se torna delicado cuando el país atraviesa por una situación de muertos y fosas clandestinas. 
Rosario Reyes
30 octubre 2014 19:57 Última actualización 30 octubre 2014 20:5
Spencer Tunick está en México otra vez. (Cuartoscuro)

Spencer Tunick está en México otra vez. (Cuartoscuro)

El fotógrafo estadounidense Spencer Tunick, famoso por tomar imágenes de cuerpos desnudos, está en San Miguel de Allende, Guanajuato, para participar en el Festival La Calaca, que se realizará del 30 de octubre al 2 de noviembre, con motivo del Día de Muertos.

Sin embargo, dice en entrevista con EL FINANCIERO, más allá de la celebración de la tradición, hablar de la muerte en tiempos en los que siguen apareciendo fosas clandestinas en el país, es delicado. Y más cuando su instalación justamente trata de "celebrar la vida". 

El artista reconoce la gravedad de la situación y recuerda que en los inicios de su carrera hizo fotos grupales en blanco y negro: “La desnudez es justamente lo opuesto de la muerte, es una explosión de vida, contrario a los pensamientos conservadores. Para mí el cuerpo humano es como un relámpago de la humanidad, somos todos iguales, hay una sensibilidad que sucede cuando todo mundo está desnudo. La foto grupal puede ser una abstracción, cuerpos creando formas, un individuo contiene más narrativa", afirma. 








Además, señala: "Yo busco con mis obras una manera de sanar, si creo estos paisajes de muerte, pienso en lo ridículo y malévolo que la humanidad puede ser contra sí misma, pero a la vez sé que estas personas están vivas, están posando para mí. De alguna manera, siempre he tratado a la muerte en mi trabajo”.

EL DESNUDO ES SU PASIÓN

Cuando Spencer Tunick decidió ser un artista, cambió el retrato por las tomas panorámicas. Sin embargo, el objeto de su interés siguió siendo el cuerpo desnudo. “Me sentía cómodo encontrando mi voz en el cuerpo desnudo. No fue sencillo al principio, me tomó cuatro años y entonces dije: sí, hay algo aquí”, cuenta en entrevista.

“Mi trabajo se realiza en espacios divertidos y no convencionales, tanto interiores como exteriores, pero más que nada es el objeto con los cuerpos, flores, cuerpos pintados, uvas”, describe y asegura que, si bien viaja mucho (hasta hace poco salía en promedio dos veces al mes), no es él quien decide las locaciones de sus fotografías, sino el propio sitio que se impone. Ha hecho fotos en glaciares, en el Mar Muerto, en Irlanda, en Sidney, Montreal, Chile, Barcelona, Caracas, México y Estados Unidos entre otras locaciones.

“Cuando empecé era algo original. Con el transcurso de tiempo la gente se olvida que en su tiempo eso fue nuevo. Ahora mi trabajo es más narrativo, cuento una historia, o empiezo a contarla y dejo que el participante y el espectador la terminen”.

Si nunca hubiese hecho fotos grupales, igual tendría una colección importante de retratos individuales, afirma quien tiene una trayectoria de más de 20 años. Para él, los voluntarios que protagonizan sus instalaciones se sienten atraídos “por participar en algo cultural, nuevo, una oportunidad de utilizar sus cuerpos desnudos con un concepto artístico, lo opuesto a algo morboso, una persona que participa en mi obra de arte no sería necesariamente una persona que iría a una playa nudista”.

FECHA HISTÓRICA

En mayo del 2007, Spencer Tunick reunió a 18 mil personas en el Zócalo de la Ciudad de México. “No hay ni habrá otra instalación tan grande, se inscribieron 40 mil, llegaron 20 mil, pero solamente hubo cupo para 18 mil”, asegura.

El artista participa nuevamente en el Festival La Calaca, de San Miguel de Allende, Guanajuato, que se realizará del 30 de octubre al 2 de noviembre. Cien mujeres participarán en su obra, con locaciones en distintos escenarios de esta ciudad guanajuatense. “Si pude controlar a 18 mil personas, creo que puedo con cien”, bromea quien busca con su instalación “celebrar la vida”.

Además de hacer su obra con mujeres de todo el país reunidas en San Miguel de Allende, Tunick brindará un collage de fotografías para el altar que el artista Thomas Burke montará en el parque Juárez, como parte del Festival La Calaca que se realiza por tercer año consecutivo.