AFTEROFFICE
culturas

Transgénero, la apuesta de Hollywood para 2016

En 2016 Hollywood le apuesta a las historias de personas transgénero. Un tema que la televisión ha puesto sobre la mesa con especial énfasis este año y que el cine está dispuesto a retomar con firmeza.
Myrna I. Martínez
21 diciembre 2015 21:56 Última actualización 22 diciembre 2015 14:46
Eddie Redmayne (der.), ganador al premio de la Academia como Mejor Actor, protagoniza La chica danesa. (Cortesía)

Eddie Redmayne (der.), ganador al premio de la Academia como Mejor Actor, protagoniza La chica danesa. (Cortesía)

Además de los típicos blockbusters de cada año, Capitán América: Civil War y X-Men los más esperados, en 2016 Hollywood le apuesta a las historias de personas transgénero. Un tema que la televisión ha puesto sobre la mesa con especial énfasis este año -la serie Transparent, de Amazon, arrasó en los Globos de Oro y en los Emmys- y que el cine está dispuesto a retomar con firmeza.

“La televisión se está convirtiendo en el medio por excelencia, está influyendo al cine, muchos de los contenidos propositivos se están dando en la pantalla chica o a través delos servicios de streaming; la misma Star Wars tiene mucho de Game of Thrones”, considera el crítico Mario P. Székely, quien reside en Los Ángeles. “Después de hablar de la homosexualidad hasta el cansancio, del sida, las familias homoparentales, la evolución natural es el tema transgénero visto con más naturalidad, son personajes muy ricos en historias”.

Además de Carol, el filme protagonizado por Cate Blanchett y basado en la novela lésbica de Patricia Highsmith, existen otras propuestas que tienen elementos para competir por el Oscar sobre este tema, comenta Sékely.

La primera cinta con Ellen Page después de su salida del clóset es Freeheld, de Peter Sollett, en la que comparte créditos con Julianne Moore. Basada en una historia real, trata de una mujer policía de Nueva York que es diagnosticada con un cáncer fulminante. Ella trata de dejar protegida a su pareja con los beneficios que le otorgan a las familias de los policías, pero no le resulta fácil por tratarse de dos mujeres.

Una de las mayores apuestas del año es La chica danesa, de Tom Hoope, que el 8 de enero se estrena en el país. Protagonizada por Alicia Vikander y el ganador del Oscar Eddie Redmayne, cuenta la vida de la pintora Lili Elbe, quien a principios del siglo XX se convirtió en el primer hombre en someterse a una operación de reasignación de sexo.

Por último, la comedia 3 Generaciones, de Gaby Dellal, con Naomi Watts, Elle Fanning y Susan Sarandon, trata sobre una adolescente que desea iniciar el tratamiento de hormonas para empezar su cambio de sexo. Después de tener el apoyo de su madre y de su abuela, el reto está en conseguir la autorización del padre.

HACIA EL OSCAR
Aunque la tendencia vaya hacia los temas homosexuales y transgénero, la favorita para llevarse el Oscar está inspirada en un hecho periodístico: Spotlight, que narra la historia de cómo el Boston Globe realizó una investigación sobre iglesia católica y su papel en el encubrimiento de los casos de pederastia.

La otra que podría arrasar con los premios es El renacido, la nueva película del vencedor del Oscar del año pasado, Alejandro González Iñárritu. Protagonizado por Leonardo DiCaprio -quien nunca se lleva el premio al mejor actor-, se estrena el 22 de enero en México.

WOMAN POWER
Las constantes denuncias de la falta de equidad de género en Hollywood, incluyendo el discurso de Patricia Arquette en la anterior entrega del Oscar comienzan a dar resultados y cada vez hay más papeles con mujeres protagonistas. El movimiento para empoderar a las mujeres en el cine tiene en la actriz Geena Davis a su principal vocera. En 2004 creó el Institute on Gender in Media, que lleva su nombre, el cual realiza estudios de género en los medios y lucha por que existan más papeles para mujeres y niñas que no estén estereotipados o hipersexualizados. Uno de sus estudios arrojó que en las películas donde aparecen grandes multitudes sólo el 17 por ciento son mujeres y en las películas infantiles, uno de cada tres personajes son niñas, las cuales aparecen en papeles “ñoños y aburridos”.

“Las mujeres compran muchos boletos y no se les puede hacer a un lado, además el brote de actrices es impresionante. La misma Jennifer Lawrence este año se quejó de que los hombres ganan más dinero que ellas, se habla mucho de discriminación y esa lucha sigue aquí muy fuerte”, considera el crítico mexicano.

El woman power estará en la tercera cinta de los Cazafantasmas, que tendrá a una mujer como protagonista; y en la nueva de Jennifer Lawrenece, Joy, una cinta feminista sobre una mujer que siempre quiso ser inventora.