AFTEROFFICE
buena vida

Tradición vinícola lusitana

En la tradición vinícola de Portugal hay influencia de culturas como la fenicia, griega y romana. Las posibilidades de maridaje son infinitas, gracias a su variedad de uvas.
Lizbeth Hernández
18 octubre 2016 21:34 Última actualización 19 octubre 2016 5:0
Los vinos portugueses están dedicados a promocionar sus mejores etiquetas en el mundo. (Especial)

Los vinos portugueses están dedicados a promocionar sus mejores etiquetas en el mundo. (Especial)

La tradición vinícola de Portugal se remonta a miles de años. En sus entrañas hay influencia de culturas como la fenicia, griega y romana. Pese a ser uno de los productores tradicionales del viejo mundo, sus caldos no son tan conocidos como los de sus vecinos, España y Francia.

Sus vides se producen en un suelo variado y rico, tienen más de 250 diferentes, lo que los convierte en un caleidoscopio de sensaciones y sabores. Son fieles representantes de los mejores procesos de producción y hoy en día están dedicados a promocionar sus mejores etiquetas en el mundo.

Una de las principales razones por la que sus vinos no son tan conocidos es que han sido monopolizados por el mercado interno, que prácticamente consume el 90 por ciento.

“Hace 50 años el consumo de vino en Portugal era de 120 litros per cápita, actualmente es de 40 litros. Se toma en la comida, en la cena y a toda hora del día; aunque bajó un poco, seguimos siendo el tercer consumidor de vino en el orbe”, confirma José Araújo, representante de la importadora Douro.

Para el sommelier Raúl Vega una de las principales características de los caldos lusos es su variedad de uvas. “La diversidad es su fortaleza y también la calidad de la tierra en la que producen, tienen viñedos históricos que potencian el sabor. Son internacionalmente conocidos por sus vinos de Madeira, los oportos y el vino verde, que es endémico de la región”.

Entre las uvas tintas más populares están: touriga nacional, tinta Roriz, touriga franca, aragones, trincadeira, castealu y periquita. De las blancas, las más conocidas son: albariño, arinto y loureiro.
Los verdes son denominados así porque los frutos aún maduros preservan ese color; son una bocanada de frescura.

“Tienen bajo contenido alcohólico, son cítricos, explotan en la boca las evocaciones a lima, naranja y piña”, comparte José Castro, exportador de la empresa Vercoope, especialista en vinos verdes. Se aconseja maridarlos con pescados, mariscos, ensaladas y sushi.

CALIDAD PREMIUM
Presentes en la mayoría de los festivales internacionales en las filas ganadoras, existen caldos que están disponibles para el mercado mexicano.

Quinta Do Crasto, bodega boutique con vinos de alto nivel, ofrece opciones de concentración espectacular. Maneja una marca con 45 tipos de uvas diferentes; la recomendación es Quinta Do Crasto Vinha María Teresa y Quinta Do Crasto Reserva.

Ermelinda Freitas se caracteriza por producir en viñedos viejos, de entre 60 y 70 años. Sus caldos son mezclas potentes, de rubí intenso, con cuerpo y sabores definidos.

Esporao Reserva es un tinto con carácter y variedad de uvas portuguesas con cabernet sauvignon.

La casa Manzwine tiene caldos expresivos y delicados. Manz Douro y Cheleiros Reserva resaltan por su complejidad, estructura y aromas.

MANZWINE
Producen en las colinas empinadas y rocosas de Cheleiros, ahí surgen los vinos regionales de Lisboa, donde NACE la única variedad de UVA jampal en el mundo. Tradición y modernidad los arropan.

VERCOPE
Es de los productores más grandes de vino verde con más de 7 millones de botellas al año. Tiene productos en 30 países, pero la mayoría de su producción es consumida por el mercado interno.

CASA ERMELINDA FREITAS
Produce vinos desde 1920. Cuatro generaciones dan cuenta de su calidad. Han ganado más de 700 premios nacionales e internacionales.
Poseen 440 hectáreas de viñedos con diferentes variedades.

QUINTA DO CASTRO
Reconocida por sus procesos de añejamiento, la calidad de sus caldos y la excelencia de sus productos, también ofrecen recorridos
de enoturismo para vivir una experiencia plena.