AFTEROFFICE
CULTURAS

Tradición japonesa del 'benshi' revive en el teatro mexicano 

"Soundtrack, cabaret fílmico", el espectáculo dirigido por Luis Martín Solís, retoma la figura del 'benshi', personaje que, situado al lado de la pantalla, narraba y prestaba su voz a los actores de cine en Japón. 
Alfonso Meza
29 agosto 2014 15:36 Última actualización 29 agosto 2014 15:50
Etiquetas
"Soundtrack, cabaret fílmico" es una puesta en escena que rescata la tradición del "benshi". (Cortesía Conaculta)

"Soundtrack, cabaret fílmico" es una puesta en escena que rescata la tradición del "benshi". (Cortesía Conaculta)

Para esta puesta en escena se necesita un benshi. Él se encargará de ilustrar los acontecimientos para que la música, las imágenes y las anécdotas cumplan su cometido: envolver a los asistentes en un halo musical, porque toda historia de amor tiene un Soundtrack, cabaret fílmico.

Bajo este nombre, el director mexicano Luis Martín Solís presenta su más reciente trabajo, un espacio para la investigación sonora y musical, asegura, que parte de la idea japonesa de los benshis, afamados narradores durante el periodo del cine mudo, con una fuerte influencia en las exhibiciones de cine durante la primera mitad del siglo XX.

“Desde hace tiempo tenía la intención de hacer un ejercicio con los Benshis. El montaje El automóvil gris, del talentoso director Claudio Valdés Kuri fue la primera muestra que vimos en nuestro país sobre esta tradición japonesa”, detalla Solís, quien ha impartido talleres de creación teatral en el Middlebury College, de Vermont.

Soundtrack, cabaret fílmico cuenta la historia de Claudia, Michelle y Sofía, tres mujeres que comparten la habitación del hotel luego de que sus vuelos se retrasaran a causa de una tormenta en el aeropuerto. Cada una de ella relaciona su romance con la música de una película distinta, y esta vez las cintas son Casa Blanca de Michael Kurtiz, Ocho y medio de Federico Fellini y Bajo el peso de la ley de Jim Jarmush.

“La selección de las películas se hizo con base en la música. Son canciones emblemáticas porque se busca que las historias de estas tres mujeres se relaciones con la música de las películas”, puntualiza Solís, que además presentó esta obra en el Festival de Arte Contemporáneo de León, en Guanajuato.

La pieza teatral se compone de 11 canciones. La selección contempla melodías de músicos tan importantes como Nino Rota, Tom Waits, Georges Gershwin y Max Steiner, todos responsables de la banda sonora de los diferentes largometrajes.

Con una repuesta inesperada por parte del público, Martín Solís reconoce que su propuesta ha seducido, sobre todo a los asistentes masculinos. Sin embargo, el público joven es quien se ha apropiado de la música y las referencias de estas películas, trasladadas un poco a la obra de teatro.

“La historia de las tres mujeres es el tema. Los fragmentos de las películas, así como las canciones son sólo para contextualizar la narración, y algo curioso es la atención que ponen los hombres en los diferentes galanes porque muchas veces no dan crédito a que figuras tan disimiles entre sí, sean tan atractivos al mismo tiempo, como es el caso de Tom Waits o Humprey Bogart”, afirma.

Soundtrack, cabaret fílmico estará en temporada por tres semanas en el Foro de las Artes. Jueves y viernes, la función es a las 20:00 hrs. Sábados 19:00 hrs y domingos 18:00 hrs; del 28 de agosto al 14 de septiembre. Entrada general: $150