AFTEROFFICE
deportes

Tom Brady, juega y se porta como el más grande

El quarterback de Patriotas se hizo acreedor del trofeo al Jugador Más Valioso del Super Bowl LI, sin dejar de resaltar el trabajo en equipo y obsequiando el premio a James White. Tom Brady deja atrás la sombra de Joe Montana y Terry Bradshaw.
Alfonso Mancilla | Enviado
06 febrero 2017 19:29 Última actualización 06 febrero 2017 19:50
"Increíble, incomparable a lo que habíamos logrado antes", comentó Tom Brady durante la conferencia de prensa. (AP)

"Increíble, incomparable a lo que habíamos logrado antes", comentó Tom Brady durante la conferencia de prensa. (AP)

HOUSTON.- Cuando pasen los años y Tom Brady tenga que seleccionar el recuerdo preferido de su vida, habrá muchos importantes, pero nunca ninguno tan trascendente como el del día en que se convirtió en el primer quarterback en la historia que gana cinco Super Bowls.

Y no es para menos. La épica protagonizada por Brady al mando de los Patriotas derivó nada menos que en la remontada más grande en la historia en la final de la NFL, además de permitirle a Tom dejar atrás la sombra de Joe Montana y Terry Bradshaw.

Este lunes por la mañana, en el marco de la ceremonia en que recibió el premio como el Jugador Más Valioso del Super Bowl LI, Brady aceptó que seguía impresionado por lo logrado el domingo por la noche en el estadio NGR, de Houston.

1
  

  

(AP)

"Increíble, incomparable a lo que habíamos logrado antes", comentó el desveladísimo Brady, quien asistió a la ceremonia en la que le entregaron las llaves de la camioneta a la que se hizo merecedor por ganar su cuarto galardón como el Más Valioso del Super Domingo.

"Será un recuerdo único debido al esfuerzo colectivo, a que concretamos en los momentos importantes", agregó Brady, cuando se le preguntó sobre la adversidad que superó junto a su equipo, cuando llegaron a estar 25 puntos abajo en el marcador frente a los Halcones de Atlanta.

"No puedo negar que estaba preocupado, pero todo lo que me quedó pedirles es que no bajaran el ánimo", relató Brady, quien lanzó dos pases de anotación y totalizó 466 yardas por aire.

"En realidad no le presto atención al número de premios individuales. Me enfoco en lo que como equipo podemos darle a la ciudad", agregó Brady al comentarle el que también dejó atrás a Montana en el número de MVP's del Super Bowl y los numerosos récords individuales que marcó frente a Atlanta.

1
  

  

James White

WHITE, EL CÓMPLICE RECONOCIDO
¿De qué tamaño será el legado de Tom Brady para la NFL?
Quizás tan grande como aquel que los pequeños detalles de su liderazgo muestran.

A pesar de estar en un nuevo momento cumbre, Brady tuvo la sencillez de anunciar que la camioneta que le obsequiaron por ser el MVP del Super Bowl se la obsequiaran a James White, el corredor de los Patriotas que fungió como el cómplice perfecto del quarterback.

"Creo que James nos sacó de bastantes problemas en momentos importantes. Su labor a mí me impresionó", declaró Brady respecto a su decisión.

"James es uno de mis jugadores favoritos en la ofensiva. Es dinámico, es fuerte y valiente. Quizás en ocasiones es un poco travieso en su forma de ser, pero no te puedes enojar con él. Es como mi hijo mayor" detalló el quarterback de Patriotas.

White sumó 14 recepciones y tres anotaciones durante el encuentro, un desempeño que también pudo valerle ser el Más Valioso del partido contra Atlanta.

La acción de Brady se une a muchas de las que en el pasado legitimaron su rol como líder del equipo. Antes, aceptó reducirse el salario para que el equipo pudiera conservar a jugadores que demandaban mejores contratos.

1
  

  

(AP)

MOMENTOS QUE CAMBIARON EL DESTINO
Como en toda odisea, la de los Patriotas escrita el domingo tuvo instantes en que pareció que la fortuna se empeñó en beneficiarlos.
El primero, el fumble provocado por el linebacker Donta Hightower, contra Matt Ryan, quarterback de Atlanta y él ayudó a que los Patriotas se acercaran a solo una anotación.

El segundo, la inverosímil atrapada de Julian Edelman durante la serie ofensiva con la que Patriotas alcanzaría el empate a 28 puntos y mandó el cotejo a tiempo extra.

De ambas, Brady solo dijo: "nos ayudaron a mantenernos en la pelea".
"La jugada de Donta define lo que hizo nuestra defensiva todo el año: provocar intercambios de posesión que nos daban la oportunidad de ganar", remarcó Brady.

De la jugada de Edelman, uno de sus mejores amigos en el vestidor, Brady dijo: "es un chico que siempre tiene mucha suerte. Quince años se conmemoraron esta semana del primer título de Brady y sus Patriotas en el Super Bowl, de aquel que se llevaron frente a los Carneros de San Luis.

En aquella ocasión, el muy joven Brady recibió el premio al Más Valioso del Super Bowl aceptando que todo lo que deseaba eran unas horas para poder dormir.

Década y media más tarde, con cinco títulos en la bolsa, la etiqueta de ser el mejor quarterback de la historia y casado con la súper modelo Giselle Bundchen, cuando se le preguntó a Brady cómo festejarí sus nuevos logros, no lo pensó mucho y dijo: "dormir".