AFTEROFFICE
DEPORTES

Tom Brady gana la batalla y no será castigado

El quarterback de Nueva Inglaterra fue protegido por la justicia estadounidense y no será sancionado con cuatro partidos, tal como lo había pedido la NFL luego del escándalo de los balones desinflados en la temporada pasada. 
AP
04 septiembre 2015 16:4 Última actualización 04 septiembre 2015 16:13
La NFL confirmó la sanción a Brady en parte porque señaló que existía nueva evidencia contra el jugador. (AP)

Tom Brady no será castigado. (AP)

NUEVA YORK, EUA.— El mariscal de campo Tom Brady empezará la temporada de la NFL en el terreno de juego después que un juez revocara su suspensión de cuatro partidos por el escándalo conocido como "Deflategate", al considerar que el quarterback de los Patriotas fue tratado injustamente por el comisionado de la liga Roger Goodell.

El juez Richard M. Berman criticó a Goodell por "impartir su propia justicia industrial", y mencionó varios motivos para revocar la suspensión, una semana antes que Nueva Inglaterra ponga en marcha la temporada el 10 de septiembre contra los Acereros de Pittsburgh.

Brady, el jugador más valioso del último Super Bowl, asegura que no tuvo nada que ver con los balones desinflados que su equipo utilizó en el partido por el campeonato de la Conferencia Americana de la temporada pasada, una paliza 45-7 sobre los Potros de Indianápolis.

Berman indicó que el castigo impuesto por Goodell se sustentó en "varias deficiencias legales", entre las cuales destaca la de no haber notificado a Brady sobre las posibles sanciones. 

Dijo que el derecho de un jugador a saber lo que es una violación del reglamento y cuáles son los castigos es esencial para un convenio laboral.

"El tribunal entiende que Brady no tuvo aviso de que podría recibir una suspensión de cuatro partidos por tener un conocimiento general de que otros desinflaron balones", escribió el juez.

Goodell dijo en un comunicado que apelaría el fallo "para proteger la responsabilidad estipulada por el convenio laboral para proteger la integridad del deporte".

Horas después de que Goodell emitió sus declaraciones, la NFL apeló ante el Tribunal de Apelaciones en Manhattan, con una carta de una página del abogado de la NFL Daniel Nash.

El director ejecutivo del sindicato de jugadores, DeMaurice Smith, dijo en un comunicado que el fallo demuestra que el contrato con la NFL no otorga a Goodell "la autoridad para ser injusto, arbitrario y engañoso".

"Estamos contentos por la victoria de la ley por nuestros jugadores y nuestros fanáticos", agregó el organismo sindical.

El dueño de los Patriotas, Robert Kraft, catalogó a Brady como "una persona de clase, con una integridad intachable", y consideró que el castigo era "inmerecido y sin precedentes".

El juez informó que la liga se equivocó al juzgar a Brady como si desinflar balones fuese lo mismo que utilizar fármacos para mejorar el rendimiento.

Agregó que Brady tampoco tuvo acceso a algunos documentos durante la investigación de la NFL, incluyendo notas sobre las entrevistas a testigos, y no tuvo la oportunidad de entrevistar a uno de los principales investigadores.