AFTEROFFICE

The King, la gira; Romeo Santos enloquece con su bachata

12 febrero 2014 4:18 Última actualización 24 junio 2013 11:43

 [Armando Pereda] 


 
Armando Pereda
 
Como todo un “Romeo”, en busca de su “Julieta”, llegó Romeo Santos, por primera vez al Auditorio Nacional, cargado de seducción.
 
A las 20:41 horas del pasado 20 de junio, inició el espectáculo, siendo el primero de 3 que agendó el cantante neoyorquino en este recinto, dentro de su gira "The King Stays King".
 
Disparos de humo anunciaron la llegada del Rey de la bachata al escenario, sentado en su trono dorado, portando unas gafas oscuras, camisa blanca y un saco negro.
 
Los primeros temas fueron "You" y "La diabla" con los cuales calentó el ánimo de su público, la mayoría integrado por mujeres, además de presumir algunos pasos de baile, sin soltar su micrófono dorado.
 
No perdió oportunidad para coquetear con sus seguidoras, en instantes les mandaba besos o guiñaba el ojo. Santos quería una fiesta prendida, por lo que puso a concursar a los asistentes para ver quién estaba más despierto.
 
“Quiero una mexicana que me cuide y que me ame mucho” dijo antes de "Veneno", “es muy temprano, me tengo que portar bien”. En "Mi coranzoncito" le abrió la puerta a su romanticismo mientras cantaba acostado en el piso. “¿Son ustedes infieles?” preguntó antes de interpretar el tema "Los infieles", en donde aseguró que las mujeres son más discretas cuando engañan a sus parejas.
 
En "Debate de 4", encendió la euforia cuando subió a 4 espectadores para concursar y cantar junto con él; al mejor le regaló 300 dólares.
 
Cuando se escuchó Dile al amor ya no había casi nadie sentado en su asiento y el público coreó cada estrofa. En "Magia negra" cambió de vestuario, algo más casual: una playera blanca y un chaleco dorado. Enseguida cantó "Soberbio" y "El perdedor", para seguir con "Noche de sexo".
 
Minutos después apareció en medio del público cantando un popurrí de canciones como "Obsesión", "Enséñame a olvidar" y "Cuándo volverás", en donde se dejó querer por sus admiradoras: las saludó de mano y se fotografío con ellas, sin dejar de cantar.
 
El popero que trae dentro Romeo, salió con su invitado de la noche: Mario Domm, con quien cantó "Rival", acompañados de un piano.
 
Para concluir esta cita, interpretó "Promise", tema que canta originalmente con Usher, "Un beso" y "Llévame contigo". Tras su segundo concierto, el pasado sábado, Romeo Santos regresará este 26 de junio al Auditorio Nacional.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.