AFTEROFFICE
deportes

Terminan Ortiz y Fraustro empatados en noveno en Mayakoba

Por primera vez en la historia, un par de golfistas mexicanos logran terminar dentro del top ten de un torneo oficial del PGA Tour: Carlos Ortiz y Óscar Fraustro (ambos en noveno) concluyeron la ruta de El Camaleón con un score de menos once.
Domingo Aguilar Mendiola
16 noviembre 2014 17:38 Última actualización 16 noviembre 2014 17:44
Charley Hoffman cerró el OHL Classic de Mayakoba con su mejor desempeño en el torneo y se coronó campeón. (Cortesía PGA Tour)

Charley Hoffman cerró el OHL Classic de Mayakoba con su mejor desempeño en el torneo y se coronó campeón. (Cortesía PGA Tour)

PLAYA DEL CARMEN.- El golfista estadounidense Charley Hoffman cerró el OHL Classic de Mayakoba con su mejor desempeño en el torneo y se coronó campeón con una tarjeta de 267 golpes, 17 bajo par. En la última ronda de la competencia consiguió tres birdies consecutivos (entre el hoyo cuatro y el seis). Aparte de embolsarse mil 098 millones de dólares, se hizo acreedor a una invitación para el Masters de Augusta y 500 puntos FedEx Cup.

Por primera vez en la historia, un par de golfistas mexicanos logran terminar dentro del top ten de un torneo oficial del PGA Tour: Carlos Ortiz y Óscar Fraustro (ambos en noveno) concluyeron la ruta de El Camaleón con un score de menos once. Este desempeño hizo al tapatío subir 35 posiciones dentro del ranking mundial (del 92 al 57), mientras el chihuahuense consiguió saltar 79 puestos (del 176 al 97).

“Fue un buen torneo para mí. Estoy muy contento por toda la gente que vino y mi familia. Ha sido el mejor resultado que he conseguido en el PGA Tour y qué bueno que haya sido en mi país (…) El golf mexicano va para arriba, lo demostramos Óscar y yo”, dijo el joven de 23 años que ahora tomará unas vacaciones antes de empezar el 2015 con el torneo de Hawái en enero (el primero de un aproximado de 27 con los que espera cumplir).

Por otro lado, Fraustro comentó que este resultado le permite mantenerse más cerca de los playoffs, los cuales vislumbra como meta en 2015 para así mantener su tarjeta rumbo a la temporada 2016-2017. El oriundo del norte del país tendrá dos semanas de descanso, mismas que aprovechará para realizar “mucho trabajo físico, ponerme en forma para aguantar toda la temporada y después trabajar en todas las áreas de mi juego”, aseguró.

A pesar de que el cielo amenazaba con una tormenta, la lluvia no cayó gracias al viento que alejó las nubes y asumió un rol protagónico en cada tee de los participantes. Los tiros tuvieron que ajustarse al arrastre del viento, el cual logró que varios jugadores inclusive salieran del fairway.

Tim Finchmen, comisionado del PGA Tour, mencionó lo siguiente sobre la competencia en Mayakoba: “es una de las joyas de la corona para los destinos de golf en México. Nuestras expectativas han sido superadas en términos de calidad en esta competencia (…) Con la unión de OHL y la primera marca registrada de PGA Tour en México, empezó una serie de desarrollos en Latinoamérica (…) es nuestro objetivo hacer que Latinoamérica se integre a los países más desarrollados en golf”.