AFTEROFFICE
deportes

Tenistas exigen se identifique a 'tramposos' 

Tenistas, comentaristas y fanáticos hicieron coro del pedido de Roger Federer, que quiere que se divulguen los nombres de los jugadores sospechosos de arreglar partidos en un escándalo que un exjugador describió como "una alerta para el mundo del tenis".
Agencias
20 enero 2016 14:8 Última actualización 20 enero 2016 17:6
Novak Djokovic negó un reporte de un medio italiano de que perdió deliberadamente un partido en 2007. (Reuters)

Novak Djokovic negó un reporte de un medio italiano de que perdió deliberadamente un partido en 2007. (Reuters)

MELBOURNE.- Alrededor del mundo, los tenistas, comentaristas y fanáticos hicieron coro del pedido de Roger Federer, que quiere que se divulguen los nombres de los jugadores sospechosos de arreglar partidos en un escándalo que un exjugador describió como "una alerta para el mundo del tenis". Martina Navratilova, dueña de 18 títulos de Grand Slam, tuiteó: "Necesitamos hechos, no suposiciones".


Muchos pidieron transparencia, al decir que los jugadores y el público tienen derecho a saber quién es sospechoso de haber hecho trampa. Otros advirtieron que el caso podría dañar la reputación del tenis, al igual que los escándalos de corrupción o dopaje han afectado al futbol, atletismo, ciclismo y beisbol.

El escándalo detonó el lunes cuando la BBC y Buzzfeed publicaron reportajes que alegan que las autoridades del tenis han ignorado la evidencia sobre arreglo de partidos que involucra a 16 tenistas que estuvieron entre los 50 primeros del ranking mundial en la última década.

Según Buzzfeed, la mitad de esos tenistas, incluyendo un ganador de un Grand Slam, estaban inscritos en el Abierto de Australia de este año. "Esto arroja una tremenda duda sobre nuestro deporte ahora mismo", dijo Mary Joe Fernández, finalista de tres Grand Slams, dueña de dos títulos en dobles y dos veces campeona olímpica.

Por su parte, Andre Agassi, ganador de ocho títulos de Grand Slam y quien se retiró en 2006, afirmó que nunca se percató de que existiera arreglo de partidos. Sostuvo que también espera que los líderes del tenis se aseguren que no haya amaño de partidos. "Me preocupa que eso sea un problema en cualquier deporte, porque creo que pone en riesgo la esencia de lo que es el deporte mismo", dijo.

Federer fue uno de los primeros que exigió más información: "Me encantaría saber los nombres". Al referirse específicamente a la acusación sobre el ganador de un Grand Slam, preguntó: "¿Fue el jugador? ¿Fue alguno de sus allegados? ¿Quién fue? ¿Fue antes? ¿Fue como jugador de dobles, de singles? ¿Qué Slam? Es tan imprecisa (la acusación). Es absurdo responder a algo que es pura especulación".

Sus comentarios hicieron eco entre aquellos que creen que la incertidumbre produce conjeturas peligrosas. "Esto se está convirtiendo en una cacería de brujas", dijo Patrick McEnroe, un excampeón de dobles del Abierto de Francia y capitán del equipo estadounidense de la Copa Davis, que está en Melbourne como comentarista.

Asimismo, Novak Djokovic fue cuestionado este miércoles sobre un reporte de un periódico italiano, que levantó dudas sobre un partido del serbio en 2007 en París. "Uno puede elegir cualquier partido que haya perdido un jugador de élite y sencillamente inventarse una historia al respecto", dijo Djokovic.

Hasta ahora, el fanático casual quizás no sabía que el tenis es uno de los deportes en los que más se apuesta, incluyendo apuestas durante los partidos. Un arreglo de partidos no significa necesariamente que un jugador acepte dinero a cambio de perder, sino que también hay apuestas sobre sets o estadísticas como aces y faltas dobles.

"Todos hemos escuchado historias de que esto pasaba en los niveles inferiores del tenis. Nadie sabía que estuviese pasando en los Grand Slams", señaló McEnroe. "Donde hay humo, es porque hay fuego. Esta es una gran alerta al mundo del tenis".

Los organismos rectores del tenis negaron el lunes de que no hayan investigado las sospechas de arreglo de partidos, y dijeron que la división anticorrupción del deporte ha procesado 18 casos disciplinarios que terminaron en expulsiones del deporte para cinco jugadores y un oficial.