AFTEROFFICE
deportes

Tempestuoso arranque sobre la arcilla francesa

En el inicio de la primera ronda del torneo de tenis de Roland Garros, afectada por lluvia, sólo se completaron 9 de los 32 partidos programados, los cuales fueron postergados para hoy.
Redacción
22 mayo 2016 21:42 Última actualización 23 mayo 2016 8:5
El australiano Nick Kyrgios le gritó a uno de los recogebolas en el primer set. (AP)

El australiano Nick Kyrgios le gritó a uno de los recogebolas en el primer set. (AP)

En la primera ronda del torneo de tenis de Roland Garros, afectada por lluvia, sólo se completaron 9 de los 32 partidos programados, los cuales fueron postergados para hoy.

En la rama varonil, el encuentro entre el australiano Nick Kyrgios, preclasificado número 19 del certamen, y el italiano Marco Ceccginato (124 del ranking de la ATP) se retrasó dos horas y 22 minutos por las condiciones climatológicas. Tras una victoria apretada con parciales de 7-6 (6), 7-6 (6) y 6-4, con una advertencia por conducta antideportiva de por medio, Kyrgios enfrentará en la segunda ronda del certamen al holandés Igor Sisljing, quien superó al rumano Adrián Ungur.

En la rama femenil, Petra Kvitova superó un match point en contra y derrotó a la montenegrina Danka Kovinic en tres sets: 6-2, 4-6 y 7-5. La que también avanzó fue la checa Lucie Safarova, subcampeona de la justa francesa, al doblegar a la rusa Vitalia Dialchenko por 6-0 y 6-2. La también rusa Anastasia Pavlyuchenkova, vigesimocuarta preclasificada, derrotó 6-2 y 6-0 a la española Sara Sorribes Tormo.

Entre los partidos que no se pudieron concluir están el de Kei Nishikori y Simone Bolelli, en el que el japonés tenía ventaja 6-1, 7-5, 2-1, así como el de la rusa Svetlana Kuznetsova, quien se imponía a Yaroslava Shvedova, de Kazajistán, por 4-6, 6-1 y 3-1.

Lo que no pudo afectar el clima fue el festejo del cumpleaños número 29 de Novak Djokovic, quien recibió un pastel y una toalla personalizada con su nombre de regalo por parte del comité organizador del torneo. El serbio celebró su onomástico en la tierra del único Grand Slam que nunca ha ganado en su carrera y en el que ha perdido la final en tres ocasiones, incluida la de 2015, en la que cayó con el suizo Stanislas Wawrinka.