AFTEROFFICE
Buena vida

¿Te gustaría visitar el Polo Sur? Este viaje es para ti

Una aventura exclusiva a uno de los lugares más fríos del planeta, donde no se aceptan más de 6 personas, te dará la oportunidad de caminar por la montaña más alta de la Antártida y localizar el punto donde se unen las 24 zonas horarias.
Bloomberg
23 marzo 2017 15:56 Última actualización 26 marzo 2017 4:45
Foto. (Bloomberg)

(Bloomberg)

¿Buscas un gran viaje por carretera aún no descubierto? ¿Qué te parecería viajar tan al sur que llegarías al Polo Sur?

Cuando llegue noviembre, podrá hacerlo realidad en un recorrido de unas dos semanas a través de la Antártida con The Explorations Company.

¿Te parece intrépido? Es sólo el comienzo. Los viajeros tendrán la oportunidad de caminar por la montaña más alta de la Antártida, el monte Vinson (de 10 mil pies, o tres mil metros, de altura); hacer esquí de fondo a través de la tundra; y localizar el punto de la Tierra donde se unen las 24 zonas horarias y el tiempo pierde todo sentido convencional. Y si todas las estrellas se alinean, incluso puede tratar de batir el récord mundial de velocidad en el cruce de la Antártida.

Todo esto es parte de dos viajes exclusivos que no aceptan más de seis pasajeros cada uno… a un precio de 165 mil dólares por persona.

"Este tipo de cosa simplemente no se hace, y eso es lo que la hace tan especial", dijo Nicola Shepherd, propietaria y directora de The Explorations Company, cuyo fuerte es vincular a los viajeros con los conservacionistas de primer nivel de los rincones más salvajes del mundo, tales como Botswana y la India. Aquí en la Antártida, es con los investigadores del clima con quienes se ha relacionado… y con quienes ideó estos viajes helados.

1
LOGÍSTICA

 

Polo Sur


El clima es sólo el primero de muchos desafíos. (Las temperaturas fácilmente pueden caer a unos menos 50 grados.) Como los pasajeros necesitan al menos 10 días para completar el circuito de ida y vuelta al Polo Sur, no es atractivo tomar un barco lento para llegar a la Antártida.

Los huéspedes en cambio van en un avión ruso Ilyushin-76. De afuera parece "un poco siniestro", bromeó Shepherd, pero es de lejos la manera más cómoda de cruzar el Estrecho de Magallanes. Para cuando el avión aterriza en la pista helada de la Antártida, una flota de camionetas especiales de 6x6 espera para comenzar el verdadero viaje.

Los vehículos adaptados a los polos -una flota de 19 Toyota Hilux que utilizan un combustible especialmente formulado y resistente a la congelación- son competencia de Arctic Trucks , una compañía que ha facilitado viajes para Top Gear y la realeza británica. (El príncipe Harry los usó en su viaje de 2013 al Polo Sur a beneficio de Walking With the Wounded).

La ruta sigue los pasos del explorador de los años 50 Sir Vivian Fuchs desde la barrera de hielo de Ronne hasta la barrera de hielo de Ross. Sólo 23 personas completaron el cruce de 1.850 kilómetros de largo, y más de la mitad de ellas pertenecían al equipo de Fuchs.

1
 

 

Polo Sur

El personal de Arctic Trucks incluye un chef, que lleva suficientes ingredientes para preparar comidas con mucha carne y carbohidratos ​​que permitan enfrentar las aventuras del día. Los brindis con champán son parte esencial del itinerario. Y aunque no tienen agua corriente, los campamentos móviles están bien aislados y tienen cuartos de baño privados con retretes secos.

"El viento es el factor más perjudicial", dijo Shepherd. "La visibilidad puede ser nula en ciertos días. Uno puede quedar atrapado por la nieve y tendría que permanecer en campamento esos días, jugar a las cartas y esperar el primer claro. "

Los viajeros tienen que aprobar evaluaciones de aptitud física para estar seguros de poder soportar condiciones extremas. Entonces, ¿quién es el público al que se apunta? Los administradores de fondos británicos y los banqueros suizos son los que han hecho reservas hasta ahora.

"Esto no necesariamente es para los aventureros extremos que ya han escalado el Kilimanjaro", dijo Shepherd. "Es más para las personas que tienen fascinación por la Antártida, pero no quieren ir en un gran barco con cientos de personas. O para aquellos que quieren hacer algo diferente para exigirse y conocer su gran potencial. "