AFTEROFFICE
culturas

Tamaulipas: montón de escombros

Humberto Padgett publica "Tamaulipas. La casta de los narcogobernadores. Un eastern mexicano". Aquí, el autor en sus palabras.
Cinco mil 525 personas desaparecidas de 2006 a 2015, describe el libro de Padgett. (Especial)

Cinco mil 525 personas desaparecidas de 2006 a 2015, describe el libro de Padgett. (Especial)

La reciente investigación del periodista Humberto Padgett, Tamaulipas. La casta de los narcogobernadores. Un eastern mexicano, retrata el escenario narcopolitico de aquel estado, en el que se vincula al actual candidato priista Baltazar Hinojosa Ochoa, al Cártel del Golfo.

Padgett, quien se ha especializado en temas de narcotráfico en México y ha sido galardonado con premios nacionales e internacionales, narra cómo los exgobernadores Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores, recibieron apoyo económico tanto de los Zetas como del mismo Cártel del Golfo.

Aquí el autor en sus propias palabras.

Qué se le puede decir a aquellos niños a los cuales un funcionario con una bolsa de huesos en la mano les dijo, sin remordimiento: esto que llevo aquí es tu padre.

• • •
No hemos reparado en algo: que esos brazos mutilados alguna vez abrazaron a alguien que quisieron y amaron; que las cabezas sueltas alguna vez tuvieron sueños, pensaron y anhelaron algo; que esas piernas cortadas caminaron a la escuela de los niños, al parque… no hemos reparado en esos trozos fueron, a final de cuentas, alguien…

• • •
Es dramático darse cuenta cómo la gente de Tamaulipas ha logrado vivir con el miedo. Es difícil encontrar alguien que no haya sufrido en carne propia o con algún familiar cercano el impacto de la violencia. Cuando se suceden las balaceras, los tamaulipecos se quedan 10 minutos en el piso y luego intentan volver a hacer su vida de la manera más normal, van por el pan, por un helado.

• • •
Tomás Yarrington Ruvalcaba cometió el error social de cambiar dinero por puestos en seguridad pública. Ahí es donde las cosas se descompusieron irremediablemente. Fue gobernador entre 1999 y 2004. Ahora es fugitivo de la justicia de Estados Unidos”.

• • •
El caso de San Fernando tiene como precedente que un candidato a la gubernatura del estado, Eugenio Hernández, decidió aceptarle 25 millones de dólares en una ocasión y 25 millones de dólares en otra a Heriberto Lazcano Lazcano, quien fuera jefe de Los Zetas, que perpetraron la desaparición de los migrantes de San Fernando; podrían no ser 300, como ahora reconoce el gobierno mexicano. Podrían ser 600.

• • •
Lazcano Lazcano le pidió a un señor vigente en la elección (2006), de apellidos Gamundi Rosas, que cargara las maletas de dinero y las metiera en la camioneta. Fue coordinador de campaña de Enrique Peña Nieto para el norte del país.

• • •
Hablé con familias en el sur del país, con familiares de migrantes desparecidos en esas fosas en Guanajuato y en el Estado de México, para descubrir cómo un hecho de corrupción no se limita ni en tiempo ni en espacio

• • •
No existe ningún elemento que incentive más la delincuencia que la impunidad y aquí estamos hablando de impunidad ordenada desde lo alto.

• • •
¿Por qué tenemos que asumir que esa es la manera en que se tiene que vivir? Seguramente al señor Baltazar Hinojosa Ochoa nunca le han secuestrado a sus hijas, no le han asesinado a sus hermanos, pero la gente de a pie ha tenido que enterrar a la carrera a un hermano, porque llegan y los secuestran a ellos también. La gente de las funerarias dice que ya no quieren ir a recoger a tantos muertos.

• • •
Hago el esfuerzo de escribir en términos de una crónica. No importa qué tan buena sea tu investigación, si está redactada como agente del Ministerio Público, el lector te va a abandonar. Si el lector te abandona en el tercer párrafo, sería un fracaso igual a no contar con los documentos que avalan el trabajo.

• • •
Son historias que tienen elementos propios del thriller: muerte, traición, esperanza, expectativas frustradas, giros súbitos en las condiciones en que las cosas ocurren y una capacidad de sorpresa que yo espero no se haya agotado del todo entre los mexicanos.

• • •
Tamaulipas tiene el doble de desaparecidos que el Estado de México, cuya población duplica la tamaulipeca; y tiene el más alto nivel de extorsión.

• • •
Guerrero tiene un índice de desarrollo humano en varios de sus municipios equiparable a los del África subsahariana. Tamaulipas los tiene más bien parecidos a los de Europa del Este, sin embargo, han llegado a niveles similares de violencia. Guerrero tiene el gran incentivo de la pobreza, mientras que Tamaulipas tiene una clase política criminal que define las relaciones empresariales, económicas, sociales y que ha mantenido con incidentes graves el control de la delincuencia organizada de varias décadas. Yo encuentro hechos de colusión desde los 30.

• • •
Existen 122 objetivos prioritarios para la lucha contra el crimen organizado en esta administración federal y ninguno es Tomás Yarrington, evidentemente, tampoco es Eugenio Hernández, quien anda por aquí, por allá: luego avisan que está comiendo un corte en El Puerto Madero de Santa Fe, y así. Ésos son verdaderos capos.

• • •
Baltazar Hinojosa Ochoa, candidato a gobernador por el PRI en 2016 y alcalde de Matamoros entre 2005 y 2007, según averiguación previa de la PGR recibe dinero del Cártel del Golfo a cambio de ceder a la organización criminal nombramientos en la Policía Municipal de esa frontera.

• • •
Se requiere de decisiones políticas que trasciendan a los gobiernos estatales porque los delitos cometidos por los ex gobernadores son del fuero federal. La posibilidad de alternancia es real, pero también lo es que el candidato panista pacte la impunidad con quienes lo precedieron, a favor de mantener una relación estable con el gobierno federal priista. Y de fondo hay una sociedad que ha asumido que la corrupción y la aspiración criminal a hacer una vida real en el crimen es… real. El esfuerzo para los tamaulipecos será multigeneracional.