AFTEROFFICE
deportes

El levantamiento de pesas tiene su mayor obstáculo en casa

Pese a contar con semilleros, el levantamiento de pesas en México no se ha establecido debido a la disputa entre atletas y federativos.
Alain Arenas
27 noviembre 2017 1:33 Última actualización 27 noviembre 2017 5:0
BOX

pESAS 

El levantamiento de pesas en México cuenta con el talento necesario en los semilleros para destacar a nivel mundial, pero las disputas entre Rosalío Alvarado –presidente de la Federación Nacional (FMLP)– y ex halteristas como Damaris Aguirremedallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008- han ensombrecido la progresión de la disciplina, que cuenta con tres preseas olímpicas: Soraya Jiménez (oro en -58 kilos, Sídney 2000), Aguirre (bronce en -75 kilos) y Luz Mercedes Acosta (bronce en -63 kilos, Londres 2012).

“Los institutos del deporte estatales y algunas federaciones nacionales han trabajado muy bien en la captación de talentos a raíz de que Jiménez ganó la medalla en Sídney. Además, las características geográficas del país permiten que tenga representantes en todas las categorías. En los estados del sur están las divisiones más ligeras, como Lino Montes (-62 kilos), quien nació en Yucatán; mientras que en los del norte se encuentran los más pesados, como Tania Mascorro, quien es de Sinaloa (+90 kilos). Sin embargo, algunos de nosotros hemos padecido las injusticias de Alvarado, quien nos ha perjudicado en nuestras carreras”, afirma Aguirre.

La exhalterista cuenta que sus problemas con el federativo se iniciaron cuando ganó su lugar para los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Alvarado –dice- decidió darle arbitrariamente su lugar a Cinthya Domínguez, medallista de plata en la justa continental de Río 2007. Aguirre no pudo asistir a la competencia.

La exatleta señala que un año después -en los preselectivos para las Magnas Justas de Londres 2012- el federativo no le permitió la entrada a su entrenador en las competencias y que en éstas los jueces no le validaban sus intentos. “Antes de que realizara mis levantamientos hacía juntas con los jueces, lo cual era inapropiado. Coincidió que ninguno de mis levantamientos fue válido para ellos”, menciona.

Tras ese incidente decidió poner fin a su carrera.


Pero el caso de Aguirre no es el único. Acosta se colgó el bronce en los Juegos de Londres luego de que le ganara, en 2012, una disputa a Alvarado, quien entonces auguró que podría salir dopada porque no se le dio un seguimiento a su entrenamiento y alimentación. Carolina Valencia –oro en -58 kilos en los Juegos Centroamericanos de Mayagüez 2010- aseguró en septiembre pasado que el federativo quería acabar con su carrera, luego de que lo acusó de dejarla fuera arbitrariamente para el Campeonato Centroamericano de Guatemala que se realizó ese mes.

En entrevista para El Financiero, Rosalío Alvarado destaca que no le preocupan las acusaciones y pide que no se le cuestione sobre el tema. En cambio, resalta los buenos resultados que ha tenido la Federación en los Juegos Centroamericanos y Panamericanos en las pasadas ediciones –Veracruz 2014 y Toronto 2015- en las que ganaron 11 y tres medallas, respectivamente.

“Actualmente la FMLP no cuenta con oficinas, una crisis económica nos obligó a no tener un lugar fijo. Por eso tampoco contamos con página de Internet o redes sociales. La organización interna entre la Federación nacional y los órganos estatales sigue en pie. Aprovechamos los congresos o las competencias nacionales para reunirnos y analizar nuestros métodos de trabajo”, sostiene.
El directivo menciona que un buen resultado para la delegación mexicana que participará en los Campeonatos Mundiales de Anaheim 2017 –que comienzan hoy y concluyen el 5 de diciembre- sería que ganaran una medalla. El país nunca ha obtenido una presea en este certamen.

“No es descabellado. Son 11 naciones las que no asistirán con sus delegaciones porque se encuentran castigadas por casos de dopaje. Nos podríamos beneficiar y regresar con buenos resultados”, añade.

Aguirre sostiene que si este pronóstico se cumple respaldaría el régimen de Alvarado, quien preside la FMLP desde 2003. “Sería un resultado engañoso, porque pese a que los atletas tienen un buen nivel,le permitirían mantenerse al frente de la federación más allá de su ciclo, que termina en 2021”.