AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Año Nuevo en el hotel más lujoso del mundo… en 2016

El Burj Al Arab es uno de los hoteles más caros y lujosos del mundo. Se encuentra en Dubái y ofrece suites que incluyen servicios exclusivos. Incluso se presta un iPad chapado en oro de 24 quilates para facilitar la estancia. 
Myrna Martínez
17 diciembre 2014 21:45 Última actualización 18 diciembre 2014 5:0
Reserva una 'suite' en el hotel Burj Al Arab de Dubái. (Cortesía)

Reserva una 'suite' en el hotel Burj Al Arab de Dubái. (Cortesía)

El hotel Burj Al Arab de Dubái, considerado el más lujoso del mundo, se prepara para recibir el Año Nuevo con una espectacular y ostentosa fiesta, digna de un jeque árabe.

La estructura de 321 metros de alto (20 más que la Torre Eiffel), con forma de vela en movimiento, fue construida sobre una isla artificial en el Golfo Pérsico en 1999 y este mes celebra su 15 aniversario.

Aprovechando el paisaje marítimo, el inmueble de la empresa Jumeirah creó el show de juegos artificiales más espectacular de los Emiratos Árabes Unidos. Cuando el reloj da las 12 de la noche, del 31 de diciembre al 1 de enero, por más de 15 minutos el cielo de Dubái se ilumina, mientras los huéspedes privilegiados lo observan desde un mirador especial a más de 200 metros.

Tal ha sido la fama que ha adquirido esta celebración, que hay que reservar al menos con seis meses de anticipación en alguna de sus 202 suites de lujo. Hay que tomar en cuenta que para esa fecha se pide como requisito una estancia mínima de cuatro días, y eso en el Burj Al Arab se traduce en miles de pesos, ya que es uno de los más caros del planeta.

El cuarto más económico en temporada alta llega a costar cerca de 33 mil pesos la noche, mientras que el hospedaje en la suite Royal Two-Bedroom asciende a 176 mil pesos. Esta habitación mide 780 metros cuadrados, tiene dos baños con jacuzzi, lounge, comedor privado para 12 personas, elevador, dos bares, sala de televisión, estudio con biblioteca y un gran etcétera.

Al costo de la estancia en Burj Al Arab hay que sumar los alimentos en alguno de los nueve restaurantes de lujo –los menús de degustación llegan a costar 7 mil pesos-, y claro, el boleto de avión, que varía entre los mil 500 y 3 mil dólares, según la temporada.

Durante su alojamiento en Año Nuevo, incluye prestado un iPad chapado en oro de 24 quilates para facilitar la estancia, fiestas inspiradas en el carnaval de Brasil, un coctel de bienvenida, cena en alguno de los restaurantes, kit de amenidades para hombre y mujer de la marca Hermès, y acceso a lujosos spas, playas privadas, a las cuatro albercas (destaca la de borde infinito), saunas, entre otras actividades.
El restaurante más famoso es el Al Mahara, construido bajo el nivel del mar y con paredes tipo acuario. Irónicamente es el lugar ideal para comer pescados y mariscos rodeado de ellos.

El otro espacio gastronómico más importante es el Al Muntaha, simplemente porque está localizado a 200 metros de altura, con una vista impresionante a Dubái y al Golfo Pérsico.

La construcción de este hotel, que hasta 2007 fue el edificio más alto de esa ciudad, tardó cinco años y contó con la participación de 250 diseñadores y 3 mil 500 obreros.

1
   

    

Dubái