AFTEROFFICE
culturas

Subasta de grandes obras auspicia cinta sobre Rita Guerrero

"Rita, el documental" es el nombre de la producción que revivirá a una de las voces más emblemáticas de la escena musical del país: Rita Guerrero. Su creador, el cineasta Arturo Díaz Santana, dice que aún le falta aún posproducción y la distribución todavía es un enigma.
Eduardo Bautista
27 septiembre 2016 21:27 Última actualización 28 septiembre 2016 5:0
"Rita introdujo el espíritu de la música antigua en el rock”, comenta el cineasta Arturo Díaz Santana. (Especial)

"Rita introdujo el espíritu de la música antigua en el rock”, comenta el cineasta Arturo Díaz Santana. (Cuartoscuro/Archivo)

Ninguna banda fue tan fundamental como Santa Sabina para la apertura del rock mexicano hacia otros géneros. Por eso, dice el cineasta Arturo Díaz Santana, es necesario recuperar la memoria de su vocalista y fundadora Rita Guerrero (1964-2011), una mujer que, asegura, se mantuvo siempre firme en sus convicciones estéticas de mezclar el rock con otros formas musicales, como el jazz o la música antigua.

Rita, el documental es el nombre de la producción que revivirá a una de las voces más emblemáticas de la escena musical del país. Aún no está terminado: le falta posproducción y la distribución todavía es un enigma. Hasta ahora, detalla su director, se han gastado 2.5 millones de pesos gracias al apoyo del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM.

Para obtener más recursos, mañana a las 20:30 horas se realizará una subasta en el Centro Cultural Veracruzano (Miguel Ángel de Quevedo 687, Coyoacán), donde se pondrán a la venta obras de Manuel Felguérez, Rufino Tamayo, José Luis Cuevas, Rafael Coronel, entre muchos otros artistas.

El cineasta trabaja en este documental desde hace tres años. Entrevistó a 26 personas cercanas a Rita, entre familiares, colegas y amigos. Algunos de los músicos que aparecen son ocho exmiembros de Santa Sabina; la cantante Ximena Mor; el intérprete de música antigua Manuel Mejía Armijo, y los integrantes de Caifanes, Alejandro Marcovich -su anterior guitarrista- y Alfonso André.

“La verdadera pasión de Rita era la música antigua: ahí empezó y ahí terminó su carrera. El rock fue algo más circunstancial. En el documental trato de revelar esta faceta menos conocida, la cual ejerció un gran impacto en la música de Santa Sabina. Rita introdujo el espíritu de la música antigua en el rock”, comenta Díaz Santana. “Siempre radical y fiel a sus propios criterios; nunca se guió por la escena comercial”.

Su intención, dice, no sólo fue la de realizar un testimonio, sino una pieza artística que reflejara lo que representó la artista en la música mexicana: vanguardia, eclecticismo, oscuridad y belleza. Algo similar, apunta, a lo que hizo el cineasta Kevin McDonald con el documental sobre Bob Marley.

Incluso durante el cáncer de mama que acabó con su vida el 11 de marzo de 2011, Rita nunca bajó su ritmo de trabajo. Por el contrario, acentuó sus convicciones estéticas y su búsqueda artística, recuerda.“Decía que el canto le aliviaba el dolor. Durante sus últimos años de vida relacionó mucho la música con su enfermedad. Creía en la existencia de los resonadores del cerebro”.

También se puede apoyar el proyecto a través de fondeadora.mx.