AFTEROFFICE
deportes

Stephen Curry… el grandioso de la duela

El astro de Warriors de Golden State se vuelve el amo del tiro de tres puntos y lidera al equipo al título. Para que se dieran los números de Curry, hubo otros basquetbolistas que perfeccionaron este disparo.
Alain Arenas
18 abril 2016 22:15 Última actualización 19 abril 2016 5:0
El base de Golden State conectó 402 tiros de campo. (AP)

La línea de tiros de tres puntos está a 6.75 metros de distancia del aro profesional. Pero Curry lanza disparos casi tres metros más atrás. (AP)

Cuando en 1891 James Naismith inventó el basquetbol, lo ideó como un deporte alternativo que se jugara en el interior de un gimnasio. El hombre no tomó en cuenta inventar un tiro que valiera tres puntos. Pasaron 54 años para que se instaurara ese disparo y 88 para que se formalizara en la NBA. Stephen Curry, 125 años después, se coloca como el último eslabón que ha contribuido en la evolución de este disparo.

En la temporada 1979-80, la NBA, según publicó Sports Illustrated, introdujo el tiro de tres puntos imitando la medida que hizo la Asociación Americana de Basquetbol (una liga alterna) en busca de emparejar la espectacularidad que había cautivado ese tiro. En ese primer año, Brian Taylor de los Clippers de San Diego anotó 90 tiros (fue el líder en ese departamento) en 299 intentos, mientras que el equipo sumó 177 anotados.

Los números que arrojaron Taylor y San Diego se quedan lejos de los de Curry y los Warriors en la presente campaña. El base de Golden State conectó 402 tiros de campo, mientras que el equipo totalizó mil 77, ambos récords de la liga.

“Los Warriors fueron llamativos por romper el récord de victorias de los Bulls, pero también hay que poner atención en las cosas pequeñas como la transición rápida del balón que le permite abrirse espacio para los tiros de tres puntos”, señala Carlos Morales, analista de basquetbol de la cadena ESPN.

Para que se dieran los números de Curry, hubo otros basquetbolistas que perfeccionaron este disparo. En la temporada 1986-87, Larry Bird (Celtics) fue el líder de la liga de tiros de tres puntos. También anotó 90, pero en 280 intentos. Subió dos por ciento el porcentaje de efectividad a comparación de lo que hizo Taylor seis años atrás.

Una década más tarde apareció Reggie Miller. El base de los Pacers anotó 229 tiros en 536 ensayos. En aquel tiempo fue récord de la liga. De acuerdo a Basketball Reference, es el segundo mejor anotador de todos los tiempos con dos mil 560 tiros.

Ray Allen jugó 20 campañas, suficientes para convertirse en el mejor anotador en la historia de la liga con dos mil 973 canastas. En la temporada 2005-06 encestó 269 disparos para ser el líder en ese año de la NBA y romper el récord que ostentaba Miller. La marca la perdería 10 años después con el jugador de Golden State. De acuerdo a Sports Cience de ESPN, Curry rompió la marca de triples por el movimiento que realiza cuando lanza el balón. “El secreto del basquetbolista no está en las piernas sino en los brazos, pues consigue que su muñeca gire a 3000 grados por segundo en el momento de ejecutar el lanzamiento”.

La línea de tiros de tres puntos está a 6.75 metros de distancia del aro profesional. Pero Curry lanza disparos casi tres metros más atrás (9.1 metros) sin que se modifique su puntería por el calentamiento con dos balones sumado al movimiento de su muñeca que hace previo a cada partido.

EL ESCUDO DE STEPHEN
Por debajo de Curry, Klay Thompson es el segundo en el departamento de triples con el que cuenta los Warriors. En esta campaña anotó 276 disparos. Cifra que, según datos de Basketball Reference, fueron suficientes para que se colocara como el tercer mejor desempeño en una temporada.

“Nunca había estado en un equipo con alguien que disparar mejor que yo, pero me estoy acostumbrando. Es un privilegio trabajar todos los días junto a él. Esto es bueno para el equipo”, señaló Thompson a The Guardian.