AFTEROFFICE
culturas

Star Wars a la par de la ciencia

La primera trilogía de "Star Wars" se desarrolló a la par de muchos descubrimientos científicos de la época, considera en entrevista el científico Carlos Chimal, quien tenía 22 años cuando se estrenó la primera cinta de la saga creada por George Lucas, en 1977.
Myrna I. Martínez
16 diciembre 2015 21:6 Última actualización 17 diciembre 2015 5:0
"Las cintas de Star Wars están pegadas a la carrera espacial, a la conquista del espacio profundo", considera Chimal. (AP)

"Las cintas de Star Wars están pegadas a la carrera espacial, a la conquista del espacio profundo", considera Chimal. (AP)

La primera trilogía de Star Wars se desarrolló a la par de muchos descubrimientos científicos de la época, considera en entrevista el científico Carlos Chimal, quien tenía 22 años cuando se estrenó Una nueva esperanza, la primera cinta de la saga creada por George Lucas, en 1977.

“Lo interesante es que la película se realiza en un momento paralelo a las físicas de altas energías, los quark y las subpartículas atómicas. La cuántica había dejado de ser una teoría esotérica para convertirse en una herramienta cotidiana en los laboratorios; yo vi cuando nació todo eso”, comenta el también novelista.

“Las cintas de Star Wars están pegadas a la carrera espacial, a la conquista del espacio profundo, al conocimiento de las partículas, a la genética. En esos momentos en Brookhaven, cerca de Nueva York, en Fermilab de Chicago, en Caltech de California, estaban sucediendo cosas muy importantes, yo creo que Lucas y su gente se permeó de eso”, agrega.

Carlos Chimal platicó con un centenar de curiosos jedis durante la FIL sobre la ciencia en La Guerra de las Galaxias y actualmente prepara un libro con Grupo Planeta sobre sus más de 25 años de andar entre laboratorios. Para él, no es tan descabellado que el Halcón Milenario pueda llegar a la velocidad de la luz si se acelera gradualmente como lo hace Han Solo.

“El juego entre el mal y el bien, los que somos iguales y los que no somos iguales, siguen vigentes en el mundo, como lo han estado siempre. Hoy, por ejemplo, estamos en una guerra tibia”.