AFTEROFFICE
buena vida

Sorbo angelical

Amantes de los vinos conocen la propuesta de Adobe Guadalupe, bodega emblema de Ensenada. Sus notas frutales y equilibradas fueron degustadas en una cena maridaje exclusiva. Conoce sus vinos blend Gabriel, Serafiel, Kerubiel, Miguel y Uriel.
Myrna I. Martínez
29 septiembre 2015 21:11 Última actualización 30 septiembre 2015 5:0
El vino rosado Uriel se sugiere como aperitivo para cualquier tipo de comida. (Cortesía)

El vino rosado Uriel se sugiere como aperitivo para cualquier tipo de comida. (Braulio Tenorio)

Los vinos celestiales de Adobe Guadalupe se han consolidado entre los mejores del país en casi 15 años. Sus notas frutales y equilibradas fueron degustadas en una cena maridaje exclusiva.

Las primeras semillas de la bodega de Valle de Guadalupe fueron sembradas en 1998 y cosechadas en 2001. Sus dueños, True y Donald Miller, fallecido en 2013, construyeron la bodega en Valle de Guadalupe, Ensenada, para cumplir el sueño de su hijo, quien perdió la vida antes de poder tener su viñedo. Así que le encomendaron al enólogo Hugo D’Acosta la creación de los vinos blend Gabriel, Serafiel, Kerubiel, Miguel y Uriel, nombre de los ángeles que acompañan a su hijo en el cielo.

Actualmente el encargado de seguir con la tradición y darle su personalidad es el enólogo chileno Daniel Lonnberg, quien desde hace más de 10 años vive en el Valle, donde trabajó con Domecq y por un tiempo con D’Acosta en su bodega Casa de Piedra.

Lonnberg platica que primero tuvo que conocer las características del terreno y el clima, ya que los vinos que se producen en Ensenada tienen diferentes características organolépticas que los chilenos. Ahora tiene sus proyectos personales, además de ser el especialista de Adobe Guadalupe.

True y Donald, que en paz descanse, me dieron mucha libertad, tanta que hicimos los vinos blancos para completarla la línea. Me dieron oportunidad de seguir un proyecto con mi estilo. Como enólogo vas a tratar de cambiar una parte, de definirlo a tu estilo. Eso es para mí muy enriquecedor”, dice Lonnberg.

Para mostrar los atributos de los vinos de Adobe Guadalupe, se invitó a suscriptores de El Financiero a una cena maridaje organizada por Ferrer y Asociados, distribuidora de los vinos, en coordinación con el restaurante Huset (Colima 256, Roma), recién inaugurado por el chef venezolano Maycoll Calderón.

“Soy fan de True y conozco muy bien sus vinos. Huset es cocina de campo y fuego, de mucha leña, mucho carbón y va muy bien con el mundo y espíritu de Adobe Guadalupe”, señala Calderón, reconocido por su labor durante tres años al frente de la cocina del J&G Grill.

“En mi restaurante me divierto mucho, voy a construir una huerta. El menú constantemente va a cambiar, se hace un menú del día y jugamos con ingredientes frescos; por ejemplo, me hablan del mercado para decirme qué pescados les llegaron del día y así los vamos incluyendo”.

El chef Maycoll Calderón preparó un menú fresco y de temporada, equilibrado con cada vino de Adobe Guadalupe.